G7 admite necesidad de cambiar políticas energéticas para proteger clima

Otras obras consignadas en el libro Arte y Ecología, pretenden una convergencia entre ambas para impulsar un cambio de mentalidad a través de la educación ambiental.

Archivo EFE

 

Los ministros de Energía del G7 han ratificado la necesidad de un cambio en la política energética de cara a la lucha contra el cambio climático, según una resolución conjunta aprobada este martes en Hamburgo

“Subrayamos que la ciencia muestra que se necesita una reducción importante de las emisiones de los gases responsables del efecto invernadero y resaltamos la necesidad de un cambio en la política energética para separar las emisiones de carbono del crecimiento económico”, dice la resolución.

El ministro alemán de Economía, Sigmar Gabriel, anfitrión del encuentro, consideró en rueda de prensa que una de las claves será el aumento de la eficiencia energética, que puede reducir muchas toneladas de emisiones.

La cuestión de la eficiencia energética reunió uno de los mayores consensos de los países representados en el grupo de las siete potencias industrializadas: EEUU, Francia, Alemania, Italia, Reino Unido, Japón y Canadá.

Reducir emisiones, pero ¿cómo?

También hubo acuerdo en la necesidad de reducir emisiones, aunque hay diferencias entre los países en el camino que se debe seguir para lograrlo.

“Algunos creen que la energía atómica es imprescindible, otros creen que se puede prescindir de ella; algunos creen que hay que abandonar el carbón y para ello quieren impulsar las energías renovables, otros creen que necesitaran carbón durante algunos años y se interesan por reducir las emisiones en su uso”, reconoció Gabriel.

“Las metas, sin embargo, son comunes y nunca había visto tanto consenso en una reunión de ministros del G7?, agregó.

La reunión de este miércoles fue presentada por Gabriel como una antesala del encuentro en junio de los jefes de Estado y de Gobierno del G7 en el castillo de Elmau, en Baviera, donde se abordará el tema energético, pero también como una preparación para la cumbre del clima en París a finales de este año..