Ibagué, la primera capital de departamento que haría una consulta popular minera

El Tribunal Administrativo del Tolima le dio vía libre a esta ciudad para que sus ciudadanos decidan si quieren o no esta actividad en su territorio. Se necesitarán alrededor de 130 mil votos para que sea válida.

La semana pasada, frente al Tribunal Administrativo del Tolima, en Ibagué, hubo una pequeña protesta. Varios manifestantes se habían reunido para pedirles a los magistrados que dejaran de aplazar una decisión que estaban esperando desde el 29 de febrero de este año. Ese día, el Concejo de esa ciudad había aprobado una histórica consulta popular para que los ciudadanos decidieran si querían o no minería en su territorio. Solo faltaba que esta corte le diera el aval. Y todo indica que después de tanta espera ese visto bueno por fin llegó ayer. (Lea El primer paso de Ibagué para frenar explotación minera)
 
Aunque el fallo final aún no se conoce, es un hecho, como lo supo El Espectador, que los magistrados dieron vía libre para que Ibagué se convierta en la primera capital de departamento en Colombia en hacer una consulta popular de ese calibre. La solo idea de llevarla a cabo había incomodado a varios funcionarios del Gobierno que en febrero estuvieron en Ibagué tratando de convencer a los concejales de que no siguieran adelante con ese propósito. (Lea La pelea nacional por la minería que desató Ibagué)
 
Entre ellos estaban la viceministra de Minas; el procurador ambiental del Tolima, Ernesto Cardoso; el expresidente de la Corte Constitucional, Antonio Barrera Carbonell, y altos funcionarios de la Andi. “Por hechos similares al que aquí nos ocupa, el órgano de control ha iniciado investigación de carácter disciplinario”, les había advertido Cardoso.
 
Sin embargo, el Tribunal optó por permitir la consulta que, en principio, respondería a esta pregunta: “¿Está usted de acuerdo, sí o no, con que en el municipio de Ibagué se ejecuten actividades que impliquen contaminación del suelo, pérdida o contaminación de las aguas, o afectación de la vocación agrícola y turística del municipio, con motivo de proyectos mineros?”. Quienes votaron a favor fueron los magistrados Nelly Acosta, Belisario Beltrán, Leonel Buitrago y Carlos Mendieta. José Ruiz y Patricia Valencia, por el contrario, optaron por el no. Aún no se conocen los salvamentos de voto. 
 
Pese a que no lo dice de manera puntual, el interrogante se refiere a La Colosa, el proyecto de extracción de oro que Anglo Gold Ashanti planea sobre el vecino municipio de Cajamarca. Como le dijo a este diario hace unos meses Alfonso Jaramillo, alcalde de Ibagué, de concretarse afectaría la cuenca del río Coello que surte de agua una parte de la capital tolimense. El Espectador consultó a Anglo Gold, pero la compañía prefirió no pronunciarse por ahora. Aseguró que pronto habrá un pronunciamiento del gremio. 
 
Lo más probable es que entre hoy y el lunes sea publicada la resolución. A partir de ese momento, la consulta se hará entre los treinta días siguientes. Camilo Delgado, presidente del Concejo de Ibagué, espera que después de coordinar con la Registraduría, se pueda realizar entre los últimos días de agosto y los primeros de septiembre. Y, explica, para que sea válida tendrán que ir a votar alrededor de 130 mil ciudadanos. Para que gane el “no” se necesitarán la mitad más uno de ellos. 
 
La trascendencia de este precedente, como cuenta César Rodríguez Garavito, director de Dejusticia y experto en temas ambientales, es que, por un lado, se trata de la primera ciudad capital en la que se realizaría una consulta en materia ambiental luego de pasar por todos los requisitos jurídicos. Por otro, sería la primera que recoge los últimos pronunciamientos de la Corte Constitucional en los que, además de prohibir la minería en páramos, resolvió una eterna discusión: ¿Pueden los municipios decidir sobre su territorio a la hora de explotar los recursos naturales? La Corte dijo que sí. Ahora son los ibaguereños los que deberán decidir. 

 

últimas noticias