Por: Columnista invitado

Incendios en la Amazonia: ¿Reflejo de una crisis internacional?

Por: Mauricio Luna Galván*
 

Los incendios forestales que en las últimas semanas han afectado al Amazonas han generado una consternación pública sin precedentes, síntoma de una crisis global interconectada. Son más de 500 mil hectáreas de selva tropical afectadas y una tragedia ambiental que amenaza al principal pulmón verde del mundo.  
 
Ante esta situación ha generado un gran debate internacional, lo cual demuestra la importancia que se le está otorgando a esta importante región. 
 
Los interrogantes ante la devastación se centraron inmediatamente en la responsabilidad y las causas, las cuales apuntaron directamente al Presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, dada sus políticas flexibles que favorecen el desarrollo de actividades económicas extractivas por parte de una serie de empresas madereras, agroindustriales y ganaderas que cuentan con el apoyo del Gobierno. El efecto directo de esto es la expansión de la frontera agrícola y ganadera lo que en consecuencia permite la quema y deforestación de la selva amazónica como práctica sistemática.
 
Más allá de esas reacciones y explicaciones iniciales sobre las causas, se abre el debate con respecto a la complejidad del problema que plantean estos incendios. Es importante destacar que, aparte de los elementos coyuntarales que tuvieron mayor peso en la narrativa de los grandes medios de comunicación, también surgieron preguntas sobre las causas estructurales, y que van más allá de lo que parece obvio, esto especialmente cuando la sociedad vive en un sistema económico basado en el consumo desenfrenado y en la explotación de recursos naturales lo cual es una actividad que se ha desarrollado por años en Brasil.
 
Sin duda, los incendios se enmarcan en las problemáticas emergentes reflejo de la denominada crisis global, relacionada por muchos como una afectación ambiental que está directamente asociada con el cambio climático, sin embargo hay que entenderla de forma holística, transversal y que además está relacionada con la crisis económica, social, ética y política actual.
 
Ante esta situación en el plano político internacional se creó un foco de tensiones, especialmente por la amenaza del Primer Ministro Irlandés, Leo Varadkar; y del Presidente francés, Emmanuel Macron, de bloquear el acuerdo comercial entre la Unión Europea y Mercosur, bloque del que hace parte Brasil, dada la inacción del Presidente Bolsonaro para detener los incendios. 
 
Igualmente, el tema cobró aún más en relevancia en la alta política internacional cuando este asunto se incluyó en la agenda de la reunión del G7, desarrollada el pasado 26 y 27 de agosto en Biarritz, Francia, en la cual se ofreció una ayuda ante la incapacidad de reacción del Gobierno brasilero para enfrentar los incendios. La respuesta negativa de Bolsonaro ante el ofrecimiento no se hizo esperar, al asegurar que Francia, con una postura colonialista, estaba violando la soberanía de su país. 
 
A pesar de estas tensiones y de la indignación global contra la inacción y el desinterés de Brasil, los incendios en la selva amazónica constituyen un hecho en el marco de una crisis global que, al igual que muchas, no se entiende y no se aborda de forma amplia y a profundidad. 
 
Puntos clave para entender el alcance de esta problemática 
 
Primero, la Amazonia es un vasto territorio de gran relevancia estratégica para el planeta y la vida humana, y por tanto, basado en esos elementos clave, se puede conducir en términos de política internacional como una cuestión geopolítica, por ello las tensiones existentes entre el Gobierno brasilero y otros países europeos. 
 
Segundo, la Amazonía es un bioma, es decir, una unidad geológica, ecosistémica y ecológica que cubre más de seis millones de kilómetros cuadrados distribuidos en siete países, en cuya visión y políticas de protección y conservación deben darse en conjunto a nivel intergubernamental entre los países suramericanos que abarca y no de forma aislada. 
 
Tercero, abordar las problemáticas de la Amazonía requiere un esfuerzo internacional, dada su importancia estratégica para los países amazónicos. La indignación internacional ha configurado también a una sociedad global que actúa en torno a la protección del medio ambiente, especialmente de los ecosistemas y de las poblaciones indígenas que conservan el territorio a partir de sus prácticas ancestrales. 
 
Finalmente, a pesar de los impactos, de los conflictos y de la indignación internacional por la devastación causada sobre el Amazonas, los aspectos y elementos anteriormente mencionados deben actuar articuladamente para crear acciones globales desde varios niveles con el fin de enfrentar las eventuales crisis de este tipo que puedan surgir a nivel global

*Docente e Investigador en la Facultad de Derecho y Ciencias Políticas, Universidad La Gran Colombia.

879793

2019-09-06T13:34:05-05:00

column

2019-09-06T13:42:27-05:00

ssilva_250624

none

Incendios en la Amazonia: ¿Reflejo de una crisis internacional?

64

5272

5336

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Columnista invitado

Seguridad para la paz, no para la guerra

El Fin de semana negro de Sonsón