Indígenas usarán drones para vigilar bosques en Panamá

Varios caciques y líderes de 12 comunidades de ese país pidieron conocer las nuevas tecnologías para monitorear la degradación y deforestación de sus ecosistemas.

Los drones detectarán la deforestación y degradación de los bosques a baja altura. / Scidev.net y FAO

Varios indígenas de los 12 pueblos originarios de Panamá se están capacitando en el uso de drones para monitorear lo que pasa con sus bosques tropicales. La idea es que los nativos puedan conocer desde baja altura los actuales niveles de deforestación y degradación de sus ecosistemas. De acuerdo con datos de 2012, Panamá cuenta con más de 7 millones de hectáreas de bosque natural, que representan cerca del 60 % de la superficie del país.

Esta cifra no es para nada despreciable y ahora los indígenas de ese país buscan proteger su riqueza basados en las nuevas tecnologías. El curso consiste en aprender a ensamblar las partes de las aeronaves, planificar las misiones de vuelo, administrar y pilotear los drones por control remoto, manejar las fotografías tomadas durante el vuelo y contar con asesoría técnica en temas de teledetección, sistemas de información geográfica e inventarios.

Los drones son herramientas muy útiles para la captura de datos desde el cielo. En combinación con imágenes satelitales, fotografías aéreas e información de campo, permiten detectar procesos de deforestación y degradación forestal en las zonas más afectadas de forma precisa.

Como aseguró Lucio Santos, oficial forestal de la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés) para Mesoamérica, en el portal Scidev.net, “volando a baja altura se logran imágenes libres de nubosidad, con detalles de la degradación forestal y alta resolución que permiten detectar la extracción de grupos de árboles e incluso de árboles individuales”.

Por otro lado, como sostuvo al mismo portal de noticias la antropóloga Luz Graciela Joly, el uso de esta tecnología no afecta los saberes ancestrales de los pueblos indígenas. “No hay culturas estáticas, todas cambian con el tiempo, y la mayoría de culturas indígenas adoptan e incorporan tecnologías cuando les conviene, por ejemplo, el teléfono celular”, aseguró.

De hecho, una de las representantes del Ministerio de Ambiente de Panamá afirmó que fueron los mismos caciques e indígenas los que manifestaron su interés en proteger los bosques.

El objetivo después de finalizado el entrenamiento es que los que ya están capacitados dirijan el monitoreo del territorio y sus recursos naturales en cada comunidad indígena. La iniciativa, según Santos, representante de la FAO, es perfeccionarlo basado en las experiencias de los distintos países a nivel mundial.

Para octubre de este año, el plan es que un técnico indígena panameño capacite en el uso de drones a pueblos indígenas de la Amazonia peruana y de esa manera el conocimiento de estos guardianes de la naturaleza se difunda a través del uso de las nuevas tecnologías.