Informe gubernamental de EEUU acepta que cambio climático es impulsado por actividad humana

Se trata de la Cuarta Evaluación Nacional sobre el Clima que, para sorpresa de muchos, no fue censurada por el gobierno de Trump.

El informe plantea los peores escenarios a los que se podría enfrentar Estados Unidos debido al cambio climático.Tomado de Fourth National Climate Assessment

El documento fue liberado el viernes 3 de noviembre y dejó a muchos con la boca abierta. Se trata de un informe federal conocido como la Cuarta Evaluación Nacional sobre el Clima que, cada cuatro años, debe emitir un reporte que resuma el impacto del cambio climático en los Estados Unidos. En este, para sorpresa de muchos, se puede leer que el principal motor del cambio climático es la actividad humana.

Claro, el documento no dice nada que no se supiera desde antes. Sin embargo, el alboroto que ha despertado gira entono a que se trata de un documento federal que ha sido publicado durante la administración del presidente Donald Trump: un mandato que ha estado plagado de negacionismo, críticas contra la idea de que el clima del mundo está cambiando de una forma extrema y censura sobre la ciencia. Es más, no hay que olvidar que el actual encargado de la Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés) es Scott Pruitt, conocido por defender a capa y espada la industria de los combustibles fósiles. (Lea también: ¿Aceptará Trump que el cambio climático llegó a Estados Unidos?)

¿Así que por qué tenemos ahora un documento gubernamental que no niega el cambio climático? De hecho, el periódico The Washington Post explica que parte de la sorpresa de los científicos viene de que la Casa Blanca no haya intentado evitar la publicación, que es obligatoria por ley.

“Esto demuestras que los científicos federales han continuado escribiendo documentos y publicando informes sobre el cambio climático, incluso cuando las personas designadas por razones políticas han alterado la redacción de los comunicados de prensa o han impedido que los funcionarios públicos hablen de sus conclusiones en foros públicos”, advierten los periodistas Chris Mooney, Juliet Eilperin y Brady Dennis en The Washington Post.

Algunos otros datos que arroja el reporte también son bastante concluyentes. Advierte que en el peor escenario el nivel del mar puede aumentar hasta 2.5 metros para 2100  y  da detalles de los daños que ocurrirían en Estados Unidos con un aumento global de la temperatura.

Sin embargo, no todo es color de rosa, pues así estos datos estén escritos en el documento la Casa Blanca no dejó de usar sus conocidas estrategias para hacerse “el de la vista gorda”. "El clima ha cambiado y siempre está cambiando. Como dice  la Evaluación Nacional sobre el Clima, la magnitud del cambio climático futuro depende significativamente de la ´incertidumbre restante en la sensibilidad del clima de la Tierra a las emisiones de gases de efecto invernadero´”, dijo el portavoz de la Casa Blanca Raj Shah en un comunicado. Sus palabras, por supuesto, eran de esperarse. (Lea acá: Trump patea el acuerdo por el cambio climático)

Es así como el reporte se convierte básicamente en una pequeña ventana de esperanza. Sin embargo, demuestra que los científicos estadunidenses no se cansaran de intentar publicar lo que sus estudios realmente muestran. Trump, en esta batalla, puede tener mucho poder, pero no hay que olvidar que también está enfrentado a muchos. A muchos, además, que tienen el cerebro y la capacidad de demostrar que el cambio climático es una certeza y que están dispuestos a hacer algo para no llegar al peor escenario.

Si tiene curiosidad por conocer el informe puede hacerlo en esta dirección: 


Climate Science Special Report: Executive Summary