Interceptan barcos extranjeros que pescaban de manera ilegal en Malpelo

La Armada colombiana y Parques Nacionales Naturales capturaron seis embarcaciones con más de una tonelada de peces en este santuario de flora y fauna declarado por la Unesco como Patrimonio Natural de la Humanidad.

Esta es parte de la pesca que encontraron las autoridades en las embarcaciones.Cortesía PNN

La pesca ilegal en el Santuario de Fauna y Flora de Malpelo, en el océano Pacífico, se ha convertido en un verdadero problema. Cada año se publican noticias que denuncian cómo embarcaciones navegan estas aguas en busca de diferentes especies marinas. La última alerta la lanzó Parques Nacionales Naturales de Colombia (PNN): hace unos días interceptaron seis lanchas con más de una tonelada de peces. (Lea Por primera vez graban serpientes a más de 240 metros de profundidad)

El operativo, hecho en compañía de la Armada Nacional, la Fundación Malpelo y varias entidades locales, concluyó con la captura de 27 hombres, de los cuales 21 eran ecuatorianos y seis colombianos. (Lea Sorprenden una caravana de camionetas que intentaba ingresar al Parque Sierra de la Macarena)

En las seis lanchas que fueron interceptadas, los pescadores tenían diferentes especies. Atún, cherna, sardinatas y cabezudos eran algunas de ellas. Tras realizar la captura, la Armada remolcó las embarcaciones hasta el puerto de Buenaventura, en el Valle del Cauca, y puso a disposición de las autoridades competentes a los capturados.

Como lo reitera PNN en un boletín, el Santuario de Fauna y Flora de Malpelo, declarado por la Unesco como Patrimonio Natural de la Humanidad, es de gran importancia ecosistémica para el país. ¿El motivo? “Es hábitat de aves, mamíferos y peces y refugio para especies marinas pelágicas de gran tamaño como meros, pargos, cherna, picudos, atunes y grandes depredadores como los tiburones”. Está ubicado a 265 millas náuticas del puerto de Buenaventura y tiene una extensión de 2’667.908 hectáreas,

Sin embargo, de acuerdo con Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), algunas de esas especies se encuentran en categoría de extinción o vulnerabilidad.

“La variedad de especies hace que algunos pescadores de países vecinos como Ecuador, Costa Rica y Panamá, ingresen a la zona a realizar actividades de manera ilegal, generando una amenaza constante sobre este importante ecosistema”, asegura PNN.