Empresa de carnes asociada a deforestación en la Amazonia en la mira internacional

Noticias destacadas de Medio Ambiente

Nordea Asset Management, principal inversionista de la empresa JBS, la eliminó de su portafolio por no cumplir sus compromisos de cero deforestación para la producción de cárnicos. JBS es el mayor procesador mundial de carne.

El mayor procesador mundial de carne, JBS, sigue en problemas por no cumplir sus compromisos de cero deforestación para la producción de cárnicos. Además, la empresa fue acusada de estar vinculada a la deforestación de la Amazonia. Por eso, el brazo inversor del banco nórdico Nordea anunció el retiro de sus activos a este grupo brasilero. (Lea: Compañía de carne JBS vinculada con masacre en Amazonas)

Nordea Asset Managment, que maneja un fondo de 230.000 millones de euros, explicó en un comunicado que la decisión fue tomada a inicios de julio por su comité de inversiones y que se aplica a la cartera de 40 millones de euros que aún conservaba en JBS. Era el principal inversionista de la empresa brasilera.

El anuncio se produce al día siguiente de que una investigación de consorcio de medios implicara a JBS en prácticas de triangulación de ganado, consistentes en transferir reses de una hacienda con litigios ambientales a otra para poder vender la carne. Es la quinta vez en un año que JBS es señalada en casos de ese tipo. (Puede leer: Detrás de los incendios en la Amazonía, el apetito mundial por la carne y la soja de Brasil)

Nordea, con sede en Helsinki, indicó que también influyó en su decisión la respuesta de JBS a la pandemia de coronavirus en sus mataderos, así como a antiguos escándalos de corrupción y a “la falta de compromiso” de la compañía brasileña. ”Después de un periodo de compromiso con la compañía (...), sentimos que no estábamos recibiendo la respuesta que esperábamos en numerosos temas”, dijo el jefe de inversiones de Nordea, Eric Pedersen.

Pedersen explicó que el fondo nórdico ya venía reduciendo su participación en la cartera de JBS y que su retiro se aplica a todos los productos del grupo y no solo a los de responsabilidad ambiental, social y de gobernanza. Por su parte, la empresa brasilera negó las acusaciones.

“JBS no comenta las decisiones de inversores, pero lamenta no haber sido contactada recientemente por el referido fondo para que pudiese presentar de forma directa todas sus acciones y medidas, comprobando su total compromiso con la transparencia de sus relaciones y con la sustentabilidad”, indicó la firma en un comunicado enviado a la AFP. (Lea también: Estas son las 5 empresas que dominan comercio de bienes que causan deforestación)

Nordea es uno de los 29 fondos globales, que juntos manejan 4 billones de dólares, que el mes pasado pidieron en una carta abierta al presidente Jair Bolsonaro que cambie su política ambiental, favorable a la apertura de reservas naturales y territorios indígenas a la explotación minera y agropecuaria.

Comparte en redes: