Salud animal

KFC acepta que un tercio de sus pollos sufren inflamación en las patas

Noticias destacadas de Medio Ambiente

La cadena de comida rápida, comprometida con mejorar sus estándares de producción, hizo públicos los datos de sus proveedores luego de firmar un pacto con organizaciones ambientales.

Dermatitis de la almohadilla. Así se llama la enfermedad que aqueja al menos a un tercio de los pollos que compra a sus proveedores la cadena de comida rápida Kentucky Fried Chicken (KFC) en el Reino Unido. El dato fue revelado por la propia compañía en un intento por seguir mejorando sus procesos internos ante la presión de los consumidores. 

La enfermedad, que en casos severos puede impedir que las aves caminen, se caracteriza por lesiones en las patas, generalmente debido a una mala ventilación y manejo de la basura. Casi todoso los pollos que llegan a los restaurantes de KFC son de rápido crecimiento, es decir, que tardan apenas 30 días en alcanzar el peso de sacrificio.

“Es genial ver cuán transparente ha sido el negocio al proporcionar información valiosa y destacar áreas de mejora. El bienestar animal ya no es un tema abstracto y ahora, más que nunca, las personas comprenden la importancia de mejorar la vida de los pollos “, dijo Tracey Jones, directora global de negocios de alimentos en Compassion in World Farming a través del periódico The Guardian

Aunque la cifra suena preocupante, la misma compañía ha intentado que sus consumidores valoren su esfuerzo pues ese porcentaje hace apenas cuatro años se elevaba a casi el 50%. Los voceros de KFC comentaron que algunos de sus proveedores ya han alcanzado a reducir esos niveles a tan sólo 15%.

“El impulso de altas tasas de crecimiento y cantidades máximas de carne de pechuga ha exacerbado los problemas de salud y bienestar de las aves, incluida la incapacidad para moverse y la insuficiencia hepática y cardíaca”, explicó el periódico británico.

KFC ha sido elogiado por los activistas de bienestar animal por su disposición a hacer públicos los datos en su primer informe de bienestar animal. La empresa utilizará los datos para realizar un seguimiento de su progreso al abordar diversas medidas de bienestar, incluidas las tasas de mortalidad, el uso de antibióticos y la densidad de población.

Lindsay Duncan, gerente de campaña de World Animal Protection, dijo al periódico: "tienen mucho progreso que hacer, pero estamos muy contentos de que hayan salido con este nivel de datos públicos y transparencia de los que ahora pueden ser responsables". 

La compañía es una de las que suscribió un acuerdo entre varios actores (Better Chicken Commitment) para mejorar los estándares bajo los que son criadas las aves de consumo. 

Comparte en redes:

 

Temas Relacionados

pollosKFCCríaAnimales