La agricultura está sobrepasando los límites de la Tierra

Cinco de los nueve límites de seguridad planetaria han sido transgredidos por la agricultura, advierte un estudio publicado en “Ecology and Society”.

La agricultura ya superó cinco de los nueve límites planetarios. Pexels

La idea de que la actividad humana está teniendo unos impactos fatales sobre el planeta Tierra es algo que desde hace mucho sospechaban los científicos. Sin embargo, poder medir y saber hasta qué punto el planeta podía soportar estos impactos no era una tarea fácil. Por esto, en el 2009 el científico sueco Johan Rockström, junto al Centro de Resiliencia de Estocolmo, propuso un modelo para hacerlo. Se trata de los “límites de seguridad planetarios”, nueve factores o procesos que tiene naturalmente la Tierra pero que han sido presionados tanto por los humanos que cada vez más están llegando al punto de no ser sostenibles. Al punto de no retorno.

Según un estudio publicado en Ecology and Society, la agricultura, practicada como lo hacemos hoy, está contribuyendo a que varios de estos “límites de seguridad” sean trasgredidos.

De los nueve factores, advierte la publicación, dos ya pasaron ese límite de seguridad: la integridad de la biósfera, entendida en el modelo de Rockström como la disminución de biodiversidad y tasa de extinción de especias, y la alteración de los ciclos de nitrógeno y fósforo gracias a la actividad humana.

No obstante, la agricultura masiva, con pesticidas y uso excesivo de agua está haciendo que estemos cerca de transgredir dos límites más: el cambio en el uso de la tierra y el uso del agua dulce. Ambos, ahora, se encuentran en zona de incertidumbre.

Además, según explicó Rodomiro Ortiz, coautor del estudio al medio SciDevNet, la agricultura también está contribuyendo a otro e importante factor: el cambio climático.

Tomado de Ecology and Society - Agriculture production as a major driver of the Earth system exceeding planetary boundaries

Pero el documento no se limita a advertir de los daños, sino que hace un llamado para que los países se replanteen la forma como se está haciendo agricultura. Por ejemplo, mencionan que se debe incrementar la producción agrícola por unidad de área, por unidad de fertilizante y por unidad de agua consumida. Igualmente, sugieren que los cultivos mantengan la materia orgánica del suelo, clave no sólo para capturar carbono, sino para la retención natural de agua.

Otras de las sugerencias son cultivas alimentos donde se pueda mantener el hábitat de especies amenazadas, mantener la biodiversidad local y la polinización.