La Amazonía concentró el 75% de la deforestación del país, alerta el IDEAM

Hoy se publicó el nuevo Boletín de Alertas Tempranas de deforestación del IDEAM, para el cuarto trimestre de 2018 (octubre, noviembre y diciembre). Cartagena del Chairá (Caquetá) es el municipio más deforestado del país, y el Parque Sierra Nevada de Santa Marta también peligra ante la tala y quema.

Nuevas fincas en el Parque Tinigua, en Meta. El departamento más deforestado del país es Caquetá, que concentró el 45% de las alertas tempranas entre octubre y diciembre de 2018.FCDS

El boletín #17 de Alertas Tempranas de Deforestación que el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam) presentó hoy tiene una noticia regular y una mala. Por un lado, la representación de las detecciones tempranas de deforestación en la región Andina disminuyó hasta el 9 % del total nacional. Por el otro, una cifra que todo el país se esperaba: la Amazonía concentró el 75% de las alertas. De hecho, de los seis núcleos, solo uno está fuera de esta región.

Los departamentos más afectados

Caquetá (45,9 %), Meta (13,1%) y Guaviare (9,8 %) son los que concentran las mayores cantidades de detecciones de deforestación.

En Guaviare se deforestaron entre 9.597 y 9.962 hectáreas. En Meta, se deforestaron entre 9.720 y 10.266 hectáreas, y en Caquetá, entre 24.504 y 32.518 hectáreas.

En el análisis regional, generado en conjunto por el Ideam, Corpoamazonía, la Corporación para el Desarrollo Sostenible del Norte y Oriente Amazónico (CDA) y Cormacarena, identificó cerca de 43.000 hectáreas de bosque deforestadas en estos departamentos entre octubre, noviembre y diciembre.

Entre otros datos, el IDEAM identificó 97 polígonos deforestados con área mayor a 50 hectáreas en los tres departamentos, lo que indicaría que el acaparamiento de tierras continúa siendo la mayor causa de deforestación en el país (entre un 60 y 65%) según dijo la Corte Suprema de Justicia cuando le otorgó derechos a la Amazonía, en abril del año pasado.

/Boletín #17 de Alertas Tempranas del IDEAM

Los seis núcleos de deforestación

Los dos primeros núcleos están en Caquetá. La deforestación continúa avanzando sobre el río Yarí, Caguán y Quemaní en Caquetá, donde hay un acelerado proceso de colonización gracias a las redes viales terciarias de la zona.

El segundo y tercer núcleo se concentra sobre el río Caquetá, en los departamentos de Caquetá y Putumayo. En ambos casos, predomina el establecimiento de pastizales para la apropiación del territorio y para la ganadería, la cual se realiza en sistemas extensivos, que se amplían a medida que los suelos agotan su pobre capacidad productiva.

En Guaviare, el trazado de la Marginal de la Selva constituye el cuarto foco de deforestación. “Como es generalizado en la región amazónica, la principal actividad que dinamiza la transformación de los bosques en el núcleo es el establecimiento de pastizales, con fines de usurpación de tierras o para actividades ganaderas. Esta transformación es, generalmente, financiada por actores externos, cuya principal motivación es la expectativa de valorización de tierras y generación de rentas”, dice el IDEAM.

El núcleo número cinco es el Parque Nacional Sierra Nevada de Santa Marta (en particular los municipios de Minca y Guachaca) y el sexto es el municipio de Mapiripán, gracias a la expansión de cultivos de uso ilícito y ganadería extensiva.

Los municipios que repiten

Al igual que en 2017, los municipios que aparecen recurrentemente en las Alertas Tempranas son  San José del Guaviare (Guaviare), Tibú (Norte de Santander), La Macarena (Meta), Calamar (Guaviare), Puerto Guzmán (Putumayo), El Retorno (Guaviare), Uribe (Meta), Mapiripán (Meta), San Vicente del Caguán (Caquetá) y Segovia (Antioquia), en orden descendente de intensidad.

A nivel municipal, son Cartagena del Chairá (17,7 %), San Vicente del Caguán (16,9 %), Solano (10,7 %), Puerto Guzmán (5,6 %) y San José del Guaviare (4,4%) son los que concentran las mayores proporciones de detecciones tempranas de deforestación.

Así mismo, en las veredas San Antonio Alto e Itilla (Calamar en Guaviare), Sabanas de San Ignacio (Mapiripán en Meta), Parque Tinigüa (La Macarena etre Meta y Guaviare), Ahuan Bonita Baja (El Retorno en Guaviare) y Baldíos de la Nación (Segovia en Antioquia) fue donde se identificó un mayor número de eventos de deforestación, concentrados en un área de 2.500 m2 y persistentes a lo largo del año.

/Boletín #17 de Alertas Tempranas del IDEAM

En el Pacífico

En la región Pacífica continúan las detecciones de deforestación, sobretodo en cercanías del río Baudó. La mayor cantidad de detecciones tempranas de deforestación persistentes se encuentran en el municipio chocoano de Alto Baudó, en el caucano de Timbiquí y en el nariñense de El Charco.

Las áreas protegidas en riesgo

El único de los seis núcleos que no se concentró en la Amazonía fue el del PNN Sierra Nevada de Santa Marta. 19 % de las detecciones tempranas se localizaron en áreas protegidas. Los parques más afectados son el Sierra Nevada de Santa Marta, Tinigüa, Serranía de Chiribiquete y La Macarena.

Consulte el boletín #17 completo aquí

*Infoamazonía es una alianza periodística entre Amazon Conservation Team, Dejusticia y El Espectador.

845371

2019-03-16T13:54:01-05:00

article

2019-03-16T14:03:57-05:00

hcalle_250705

none

InfoAmazonia*

Medio Ambiente

La Amazonía concentró el 75% de la deforestación del país, alerta el IDEAM

78

5738

5816