La crítica de Greenpeace a China por legalizar el uso de cuernos de rinoceronte

Según denunció la organización, esta decisión podría traer repercusiones directas sobre esta especie que está en peligro de extinción. Asegura que podría aumentar la caza furtiva y otras actividades ilegales.

El Consejo de Estado chino anunció que los cuernos de rinoceronte y los huesos de tigre se podrán usarse bajo circunstancias especiales. Pixabay

La organización ecologista Greenpeace África, denunció este viernes que el anuncio del Gobierno de China de legalizar el uso de huesos de tigre y cuernos de rinoceronte podría tener repercusiones directas sobre estas especies, sobre todo de la última que está en peligro de extinción.  (Lea: China legaliza el comercio de productos a base de tigre o rinoceronte)

Por medio de un comunicado, Fredrick Njehu, asesor político principal de Greenpeace África, aseguró que "la decisión de China reabrirá el comercio de cuernos de rinoceronte y huesos de tigre, reactivará la demanda de productos de rinoceronte, y contribuirá al aumento de la caza furtiva y otras actividades ilegales"

Njehu explica que con este veredicto se revierte los avances que han tenido en la protección de especies en peligro de extinción, como los rinocerontes. Además, con levantar esta prohibición, luego de 25 años de vigencia, China contradice el liderazgo que tuvo al abordar el comercio ilegal de vida silvestre.

Los productos elaborados con cuerno de rinoceronte son muy populares en China y Vietnam, donde se le atribuyen propiedades curativas y afrodisíacas. 

Desde la organización, le piden a China mantener la prohibición del comercio de huesos de tigre y cuernos de rinoceronte. También le hacen un llamado al Gobierno de Kenia para que instaure medidas estrictas para garantizar la protección y la supervivencia de estas especies.  (Puede leer: Muere el último de los rinocerontes negros trasladados a un parque en Kenia)

En el país africano quedan 750 rinocerontes negros, por lo que, al abrir este mercado los podría poner en riesgo. La población de esta especie ha disminuido un 98 % entre 1960 y 1995, según el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF). Se estima que en el continente hay entre 5.000 y 5.500 ejemplares.

Desde que China anunció que iba a levantar la prohibición, el pasado 30 de octubre, otras organizaciones conservacionistas manifestaron esta semana su inconformidad. Ol Pejeta, el mayor santuario de rinocerontes negros de África tildó a esta nueva norma como algo "devastador". 

Según la norma, el hueso del tigre y el cuerno de rinoceronte se pueden usar para tratamientos médicos siempre y cuando estén prescritos por médicos certificados por la Administración Estatal de Medicina Tradicional China. (Lea también: ¿Realmente se extinguirán los rinocerontes blancos?)