La estudiante que creó una alternativa al plástico con desechos de pesca

Una británica de 23 años ha preparado un compuesto compostable que espera que algún día reemplace mucho plástico de un solo uso, y su ingrediente principal son los subproductos de la industria pesquera.

Lámina de Marina Tex, sostenida por la estudiante Lucy Hughes.Marina Tex

Marina Tex es una empresa creada por la joven británica de 23 años, Lucy Hughes. La empresa nació a partir de su último año de diseño de productos en la Universidad de Sussex (Inglaterra), cundo diseñó un compuesto compostable muy similar al plástico (con su misma maleabilidad, por ejemplo). La diferencia es que el material se hace con subproductos de la industria pesquera.También es comestible y, según ella, pretende ser una alternativa al plástico que se usa típicamente en bolsas de panadería, paquetes de sándwiches y cajas de pañuelos.

De acuerdo con WeForum, su proyecto comenzó como una investigación sobre formas de reducir el desperdicio de pescado, alrededor de 50 millones de toneladas de las cuales se producen a nivel mundial cada año, estiman las Naciones Unidas. La alternativa creada por la joven podría ser una solución al sobre uso del plástico, que cada vez se agrava. 

"Su investigación posterior le valió el Premio Internacional James Dyson de este año, financiado por el mismo inventor británico cuyo aspirador sin bolsa también lleva su nombre. Ella planea usar las 32,000 libras ($ 41,000) de dinero en premios para desarrollar aún más el producto y construir una estrategia para la producción en masa", explica la revista. 

Al recibir el premio, Hughes dijo que debido a que estaba hecho de material de desecho en lugar de material virgen, uno puede obtener este material a menor costo e incluso de forma gratuita a veces. Es más o menos lo mismo que una bolsa de plástico LDP.

El mundo produjo alrededor de 242 millones de toneladas de residuos plásticos en 2016, según el Banco Mundial. La ONU estima que hasta la fecha se han arrojado unos 100 millones de toneladas en los océanos. 

¿Cómo lo hizo?

Para crear el compuesto, agregó las moléculas de quitosano de crustáceos y agar de algas rojas a su mezcla de escamas y piel. Varios meses de pruebas posteriores culminaron en la producción de una lámina translúcida flexible que se forma a temperaturas inferiores a 100 grados Celsius (212 grados Fahrenheit) y que James Dyson concluyó que era más fuerte que su alternativa plástica, el polietileno de baja densidad.

MarinaTex también se biodegrada en cuatro a seis semanas en compost casero y no contamina el suelo. El ácido poliláctico bioplástico alternativo (PLA), también derivado de recursos renovables, debe compostarse industrialmente.

892190

2019-11-21T10:48:21-05:00

article

2019-11-21T10:48:21-05:00

hcalle_250705

none

- Redacción Vivir

Medio Ambiente

La estudiante que creó una alternativa al plástico con desechos de pesca

74

2540

2614