La gran alternativa global: sembrar 1.000 millones de hectáreas de bosque

Un grupo de científicos creen que un megaplan de reforestación permitiría secuestrar 205 gigatoneladas de carbono en las próximas décadas, aproximadamente cinco veces la cantidad emitida globalmente en 2018.

Pixabay

Ni los acuerdos internacionales, ni los esfuerzos por reemplazar energías contaminantes, tampoco los esfuerzos por imponer un impuesto al carbono, han tenido la contundencia que se esperaba para detener el cambio climático. Un grupo de científicos europeos se dió a la tarea de calcular si la reforestación de 1.000 millones de hectáreas en todo el planeta es posible. Sus conclusiones ya están dando mucho de que hablar. 

Según el Panel Intergubernamental de Cambio Climático las temperaturas globales podrían elevarse 1.5 ° C por encima de los niveles industriales para 2030 si se mantienen las tendencias actuales. En uno de los últimos reportes este grupo internacional de científicos estimó que agregar cerca de mil millones de hectáreas adicionales de bosque podría eliminar dos tercios de las aproximadamente 300 gigatoneladas de carbono que los humanos han agregado a la atmósfera desde el siglo XIX. La propuesta, sin embargo, no había sido analizada en profundidad hasta ahora. 

Los ecologistas Jean-Francois Bastin  y Tom Crowther del Instituto Federal de Tecnología de Suiza en Zurich, en colaboración con Yelena Finegold, Claude Garcia,  Danilo Mollicone, Marcelo Rezende, Devin Routh y Constantin M. Zohner, analizaron cerca de 80.000 fotografías satelitales para definir si la Tierra puede soportar tantos árboles como para reducir el calentamiento global sin afectar las actuales áreas productivas. 

Tras identificar áreas adecuadas para albergar diferentes tipos de bosques y después de sustraer los bosques existentes y las áreas dominadas por la agricultura o las ciudades, calcularon qué parte del planeta podría brotar árboles. La semana pasada presentaron en la revista Science sus interesantes resultados. 

Los investigadores estiman que la Tierra podría soportar cerca de 0,9 mil millones de hectáreas de bosque adicional. Esto equivale aproximadamente al territorio de todo Estados Unidos. De concretarse el plan con los aportes de todos los países estos árboles se convertirían en la mejor máquina para frenar el cambio climático pues podrían secuestrar 205 gigatoneladas de carbono en las próximas décadas. Esta es la cantidad que los humanos emiten en cinco años. 

"Este trabajo captura la magnitud de lo que los bosques pueden hacer por nosotros", dijo a la revista Science el ecologista Greg Asner, de la Universidad Estatal de Arizona en Tempe, quien no participó en la investigación. "Necesitan desempeñar un papel si la humanidad va a lograr nuestros objetivos de mitigación del clima".

¿Cuánto costaría un proyecto de esta magnitud? Considerando que plantar un árbol en promedio puede costar US $0.30, la inversión total de un plan similar rondaría los US $ 300 mil millones.

"Estimamos que si no podemos desviarnos de la trayectoria actual, la cobertura potencial mundial del dosel puede reducirse en 223 millones de hectáreas para 2050, con la gran mayoría de las pérdidas en los trópicos. Nuestros resultados resaltan la oportunidad de mitigar el cambio climático a través de la restauración global de árboles, pero también la urgente necesidad de acción", concluyeron los investigadores.