La Guajira, el mejor rincón de Colombia para producir energía solar y eólica

El IDEAM presentó una nueva versión del Atlas de Clima, Radiación y Viento de Colombia.

Imágenes del Atlas de Clima, Radiación y Viento de Colombia.

“Colombia se encuentra en la zona ecuatorial y recibe abundante energía solar, cuya distribución presenta grandes variaciones durante el año en su territorio; razón por la cual, para utilizar dicha energía, es indispensable conocer a detalle su distribución espacio-temporal”, comentaron los voceros del Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales IDEAM al presentar la versión 2018 del Atlas de Clima, Radiación y Viento de Colombia.

Se trata de una una herramienta que permitirá a empresas privadas, gobiernos locales y expertos guiar el desarrollo de las energías renovables en el país, la gestión del riesgo y la toma de decisiones climáticamente inteligentes. La última edición fue presentada en 2005. 

“Los Atlas contienen información de las variables meteorológicas y productos agregados, los cuales se convierten en insumos que el IDEAM entrega al país, para contribuir con la productividad, la capacidad de adaptación y la resiliencia al clima, la variabilidad climática y el cambio climático; así como documentos de apoyo para los análisis de impactos en los sectores socio-económicos y ambientales”, informó el Ideam en un comunicado de prensa.

Con base en los resultados obtenidos, las zonas con mayores intensidades del viento en el país corresponden a: el Mar Caribe; el litoral Caribe de los departamentos de Bolívar, Atlántico, Magdalena y toda La Guajira; al igual que sobre las máximas elevaciones de la Cordillera de los Andes, especialmente en el Macizo colombiano, cordillera central de los departamentos de Nariño, Cauca, Valle del Cauca y Tolima.

En cuanto a la distribución espacial de la radiación global, los promedios anuales más altos se presentan en amplios sectores de la región Caribe, especialmente en La Guajira, seguido de la Orinoquía y los valles interandinos. Un dato interesante que arrojó el análisis es que bajo eventos “El Niño” o “La Niña”, la radiación global aumenta o disminuye entre un 5 y un 10 por ciento, respectivamente, con respecto al promedio anual de la estación. 

“La nueva versión del atlas de Radiación Solar, Ultravioleta y Ozono de Colombia, pone a disposición del país, mapas, datos, análisis e información actualizada sobre radiación solar global, radiación ultravioleta, insolación o brillo solar y la columna total de ozono, con una mejor resolución espacial y temporal, que permitirá conocer la distribución de la energía solar que recibe el territorio nacional, la cual presenta grandes variaciones durante el año”, apuntaron los voceros del IDEAM. (Consulte aquí el Atlas de Clima, Radiación y Viento de Colombia).