La popular laguna de Chile que desapareció por completo

La laguna de Aculeo, donde los habitantes de Santiago (Chile) suelen pasar los días de verano se secó. De ser un cuerpo de agua de más de 6 metros de profundidad pasó a ser, como lo muestran imágenes de la Nasa, un pozo de barro seco y vegetación.

Comparación de una fotografía tomada el 26 de febrero de 2014 (izquierda) y una capturada el 12 de marzo de 2019 (derecha). En esta última se observa un cuerpo de barro y vegetación. Imágenes de la Nasa Earth Observatory utilizando datos de Landsat - Lauren Dauphin.

La laguna de Aculeo es muy popular entre los chilenos. Ubicada a tan solo dos horas de Santiago, la capital de ese país, es uno de los destinos predilectos para pasar el verano. Nadadores, esquiadores y navegantes suelen ir hasta ese punto para disfrutar del agua que, en alguna ocasión, alcanzó a tener hasta seis metros de profundidad. Pero este abril ese escenario cambió radicalmente: en vez de un gran pozo los chilenos encontraron barro seco y huellas de vegetación, como se ve en la fotografía que acompaña este artículo. (Lea Los sorprendentes paisajes de Nueva Zelanda están en serios problemas y su futuro es sombrío)

Aunque desde hace un par de meses la sequía se estaba acelerando, una fotografía del 12 de marzo ratificó lo inevitable: la laguna de Aculeo estaba completamente seca. La imagen la capturó el satélite de observación terrestre de la Nasa Landsat 8, a través de uno de sus sofisticados instrumentos: el Operational Land Imager (OLI). (Lea Sorprenden una caravana de camionetas que intentaba ingresar al Parque Sierra de la Macarena)

Como lo cuenta un artículo publicado en la página del Nasa Earth Observatory, el Landsat 8 toma una fotografía cada 16 días. Sus capturas muestran que la laguna estaba seca en cada momento de 2019. La primera vez que ese fenómeno sucedió fue el 10 de abril de 2018, aunque entonces, ocasionalmente, se acumuló agua en esa zona.

Los motivos por los que este apreciado destino chileno terminó en esta sequía son diversos. El principal es la falta de lluvia. Desde que en 2010 Santiago tuvo que hacerle frente a una grave sequía las precipitaciones se han reducido.

"Las sequías no son infrecuentes aquí dado nuestro clima semiárido y mediterráneo. Pero este período de sequía de diez años no tiene precedentes en el siglo XX y es muy poco frecuente en los últimos 1000 años”, dijo al Earth Observatory René Garreaud, científico de la Tierra en la Universidad de Chile.

Otros de los factores que han incidido en este fenómeno parecen ser el calentamiento global y el aumento en el uso del agua. Es posible que los sistemas de riego cercanos a la laguna hayan tenido algún impacto, pese a que, con el tiempo, los métodos que usan son mucho más eficientes.

De igual manera, la población de Paine, una comuna cercana a este ecosistema, también puede estar incidiendo en la actual sequía. Entre 2002 y 2017 el número de habitantes creció 45%.