La radiografía de flora y fauna de la Orinoquía colombiana que lanzará el Instituto Humboldt

Noticias destacadas de Medio Ambiente

El Gran Libro de la Orinoquia Colombiana tendrá información acerca de la biodiversidad de la cuenca del Orinoco que ocupa casi la cuarta parte de América del Sur y está conformada por unos 750 ríos y miles de arroyos y quebradas.

“La Orinoquia es casi otro océano del país pues se calcula que en su subsuelo está el 41 % de las reservas hídricas subterráneas de Colombia”. Así el Instituto Humboldt describe la importancia de está región que será la protagonista de un nuevo libro que promete dar a conocer una radiografía de flora y fauna de uno de los ecosistemas más importantes en el país.

El Gran Libro de la Orinoquia Colombiana, que se lanzará formalmente el próximo 29 de octubre, pretende responder preguntas sobre el origen geofísico de los paisajes, las características de los ecosistemas y las dinámicas socioambientales que han logrado consolidarse con el tiempo en una de las regiones que aún conserva gran parte de sus áreas naturales. La guía se encuentra en un formato enciclopédico.

La Orinoquía es una región macrocuenca, con una red de cauces de agua, que permite una amplia oferta de servicios ecosistémicos. “Precisamente las dinámicas hídricas en las sabanas inundables y la presencia de grandes lagunas y herbazales en la altillanura han permitido que estas dos regiones que componen parte de la gran Orinoquia hayan evolucionado, por ejemplo, en la actividad ganadera no sólo en términos ecológicos sino sociales al consolidarse como una gran tradición de apropiación cultural”, señaló Clarita Bustamante, editora de esta publicación.

Aunque el uso del suelo en la Orinoquía históricamente ha estado acompañado de una población local muy consciente de prácticas de conversación, actualmente este comportamiento se está modificando poniendo en riesgo la sostenibilidad ambiental del territorio. Para Bustamante, existen varias razones que agravan la situación. “la sobrevaloración de las tierras con fines económicos en donde se utilizan bovinos para acaparar territorios, lo cual no implica que haya ganadería. De otra parte, el tipo de agroindustria que no está basada en el aprovechamiento de la oferta ambiental del territorio sino en la transformación total”.

La Orinoquia en Colombia ocupa 34.720.832 hectáreas en las que se encuentran desde montañas, bosques cálidos, desiertos, selvas como la de Matavén donde habitan comunidades indígenas y extensas planicies. La cuenca del Orinoco ocupa casi la cuarta parte de América del Sur y está conformada por unos 750 ríos y miles de arroyos y quebradas.

Se estima que a lo largo de la cuenca del río Orinoco hay una población de 10 millones de personas que vive y realiza actividades productivas, que aporta a las economías de Colombia y Venezuela.

Comparte en redes: