La UE apoyará iniciativas de economía circular impulsadas por Minambiente

El organismo internacional respaldará iniciativas relacionadas con negocios verdes, reducción de los desechos plásticos, acciones comerciales que ayuden a bajar la emisión de carbono, entre otros proyectos enmarcados en la Estrategia Nacional de Economía Circular.

En Colombia se recicla apenas el 17% de las basuras. Pixabay

Los sistemas productivos y de consumo en Colombia está haciendo una transición hacia la economía circular, que conlleva grandes beneficios ambientales, sociales y económicos, a través del manejo eficiente de los recursos naturales. (Lea: Estudiantes de Eafit diseñan un vehículo ecológico para recicladores)

El modelo de desarrollo basado en el uso intensivo de los recursos que antes nos permitió un enorme crecimiento, ya no es viable en el siglo XXI. Necesitamos un círculo renovado que nos permita utilizar estos recursos de manera eficiente y reinsertarlos en las cadenas productivas, ese círculo virtuoso es lo que se denomina como economía circular, que consiste en un nuevo modelo de desarrollo sostenible que aborde en un adecuado balance objetivos ambientales y económicos al mismo tiempo.

Bart Van Hoof, doctor en Ecología Industrial y magíster en Ingeniería Industrial de nacionalidad holandesa, afirmó que “la economía circular es una nueva forma de pensar, ya que durante 100 años hemos estado acostumbrados a producir, consumir y botar, entonces la economía circular nos ayuda a tener conciencia de que los recursos naturales tienen un límite y que tenemos que cuidarlos mucho más y ser más eficientes con el uso de los recursos”. 

Y, explicó que “la economía circular tiene tres dimensiones importantes, la primera, es cómo podemos cerrar ciclos de materiales y cómo podemos reutilizarlos, segundo, se requiere hacer innovación tecnológica con el objetivo de que la tecnología ayude hacer más eficientes los recursos, por último, es necesario implementarlo con otros actores, es decir hacer actividades colectivas”. (Le puede interesar: ¿Cuáles fueron los temas ambientales que hablaron en la Gran Conversación Nacional?)

Hay varios ejemplos de la voluntad del gobierno colombiano, las autoridades ambientales regionales, los empresarios y la academia para implementar e incentivar en el país proyectos de economía circular.  Ese es el caso de RedESCAR, programa que busca incentivar cambios hacia una producción ambientalmente sostenible en redes de empresas y encadenamientos productivos, actualmente participan 590 entidades privadas y hay 190 proyectos direccionados al uso eficiente de la energía, agua, materias primas y aprovechamiento de residuos en cadenas de valor, lo que genera beneficios económicos y ambientales para las compañías.

A esto, se suma la Estrategia Nacional de Economía Circular, que pretende promover la eficiencia en el uso de materiales, agua y energía en los sistemas de producción y consumo, teniendo en cuenta la capacidad de recuperación de los ecosistemas y el uso circular de los flujos de materiales. Cabe destacar que, Colombia es el primer país en América Latina y el Caribe en implementar este tipo de estrategia. 

También se está construyendo de manera conjunta con todos los actores de las cadenas productivas, el ‘Plan Nacional para la Gestión Sostenible del Plástico’, que tiene como objetivo minimizar el impacto ambiental que causan los plásticos, incluidos los de un solo uso, a través de su prevención, reducción y aprovechamiento. Igualmente, promover la sustitución de materiales, hacia productos reutilizables, con contenido de materia prima reciclada, biodegradables o compostables.

"Buscamos, que los que ponen plásticos en el mercado se responsabilicen a reintegrarlos a la cadena productiva con metas específicas. Esto ya aplica para envases y empaques y lo que queremos es que se amplíe el universo de plásticos de un solo uso con unas metas de hasta el 50 % para el año 2030", señaló Alex Saer, director de la Dirección de Asuntos Ambientales, Sectorial y Urbana del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible.

Y, añadió que “dentro de las acciones establecidas se encuentra la presentación de proyectos de ley para la sustitución gradual de los plásticos de un solo uso. Se van a empezar a generar unos análisis de ciclo de vida de materiales como los mezcladores de plástico, las varitas para los globos inflables, los pitillos entre otros. La idea es que la reglamentación se trabaje en el año 2020 y la prohibición empiece a implementarse de manera gradual a finales del 2021".

Por su parte, la Unión Europea apoyará desde 2020 varias iniciativas que lidera el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, y que permiten avanzar en el cumplimiento de los compromisos del país frente a los Acuerdos de París y los Objetivos de Desarrollo Sostenible, entre las que está el Objetivo 12 de producción y consumo responsable. (Podría leer: Ken Alston y las características de la economía circular)

En este caso la Unión Europea ayudará a hacer una transición cultural y económica hacia el consumo y la producción sostenible de plásticos, particularmente en relación con la prevención de desechos (reutilización, reciclaje) y los aspectos de gestión de los desechos plásticos que ingresan en el entorno fluvial y marino, con el objetivo de generar una relación de responsabilidad extendida al productor y para favorecer un nuevo esquema de contrataciones públicas más ecológicas.

También ayudará a promover acciones comerciales de baja emisión de carbono y economía circular, generando asociaciones entre pequeñas y medianas empresas de la Unión Europea y Colombia, que permitan intercambios tecnológicos y logísticos para hacer más verdes sus emprendimientos.

Asimismo, respaldará el desarrollo de normatividad y otros mecanismos de gestión para la implementación de la "Estrategia nacional de Economía Circular" y la elaboración y puesta en marcha de al menos cinco Agendas Departamentales de Competitividad e Innovación con inclusión específica en temas de economía circular.

“Desde la Unión Europea tenemos el sueño de tener un planeta verde en el que todos sus habitantes puedan respirar un aire limpio, tomar agua limpia y que sea posible alimentarse y movilizarse sin contaminar, y en el que la biodiversidad que es una riqueza, no se vea como un estorbo para el crecimiento económico, ese sueño es muy urgente, porque tenemos un solo planeta y el día de sobrecarga de la tierra llega más y más "rápido, aseguró Matilde Ceravolo, jefe Adjunta de Cooperación de la Unión Europea en Colombia.

Esta es una apuesta de todos, gobierno, cooperación internacional, productores, empresarios, academia, medios de comunicación y consumidores.  Es momento de retomar las riendas del desarrollo sostenible y asegurar, con acciones concretas, un planeta sano y seguro para las futuras generaciones. (Le puede interesar: Arancel para importar vehículos eléctricos a Colombia será de 0 %)

895040

2019-12-09T16:49:24-05:00

article

2019-12-09T16:49:24-05:00

paucasas_95_95

none

-Redacción BIBO

Medio Ambiente

La UE apoyará iniciativas de economía circular impulsadas por Minambiente

75

7715

7790