El libro “Mujeres que cuidan la naturaleza”

Las defensoras del ambiente en Colombia

Noticias destacadas de Medio Ambiente

La ONU y la Fundación Natura hicieron una lista de 29 mujeres que, desde diferentes disciplinas, han contribuido a defender los derechos de diversas comunidades y a crear un país más sostenible.

Días antes de que se acabara el 2019, ONU Mujeres y la Fundación Natura decidieron hacer un homenaje a las mujeres que defienden el ambiente en Colombia. Tras meses de trabajo publicaron un libro en el que recopilaron las historias de 29 colombianas que, desde diferentes disciplinas, se han encargado de resguardar los recursos naturales y han contribuido a que el nuestro sea un país más sostenible.

Bajo el título Mujeres que cuidan la naturaleza, ambas organizaciones quisieron agradecerles por un constante trabajo de lucha y por su perseverancia en un contexto en el que, como lo dice el texto, aún falta mucho para garantizar su plena participación en escenarios gobernados por los hombres.

“Es un trabajo que se enmarca en la profunda admiración hacia las mujeres y sus organizaciones”, anotan los autores del documento. “Buscamos visibilizar y fortalecer el papel de las mujeres gestoras del medio ambiente como constructoras de paz”.

Entre la lista que, sin duda, debería ser mucho más amplia, hay nombres populares para muchos lectores. Son mujeres que desde hace décadas han liderado el movimiento ambiental en Colombia, como Alegría Fonseca o Elsa Matilde Escobar. Gloria Amparo Rodríguez, Sandra Vilardy, Julia Miranda y Brigitte Baptiste son otros de los nombres que resaltan. También hay caras no tan reconocidas que desde diferentes comunidades han luchado por el ambiente, en medio de muchos obstáculos. Ana Delia Fernández, líder wayuu; Carmen Candelo, del Pacífico, y Maryury Mosquera, guardiana del río Atrato, son algunas de ellas.

Como lo señala el libro, “esperamos que sus historias sean inspiración para amplificar el reconocimiento a las miles de lideresas ambientales, cuidadoras de la naturaleza, a activistas que hoy continúan construyendo un modelo de desarrollo con sostenibilidad”.

Química de la U. de Antioquia, Elsa Matilde fue hasta hace poco la directora de la Fundación Natura, desde la que, por veinte años, ha contribuido a dar voz y defender los derechos de mujeres campesinas, indígenas y afro, impulsándolas a trabajar por su territorio y sus recursos.

 

No hay ambientalista que no conozca a Alegría Fonseca. Abogada, politóloga y filósofa, ha impulsado grandes transformaciones ambientales. Desde el Concejo de Bogotá, el Congreso o la Fundación Alma, ha defendido ecosistemas y motivado leyes esenciales para Colombia.

 

Por años, Ulloa ha estudiado la interacción de los indígenas con la naturaleza y su territorio. Antropóloga y PhD de la U. de California, ha hecho valiosos aportes desde la U. Nacional, donde es profesora. Uno de sus campos de estudio son los llamados “feminismos territoriales”.

 

Abogada, profesora por dos décadas de la U. del Rosario, ha consagrado su vida al derecho ambiental y a la defensa de comunidades. La consulta previa y los derechos étnicos han sido otros de sus campos de estudio. Su experticia la llevó a su cargo actual: es magistrada de la JEP.

 

Desde hace cuatro décadas esta bióloga ha luchado por la defensa de territorios como la Amazonia, el PNN Tayrona y el área protegida de Old Providence, donde lleva 18 años trabajando. Hoy, desde Providencia, implementa estrategias para restaurar los corales y, de la mano de la comunidad, gestiona el parque.

 

Supo desde los ocho años que quería ser bióloga marina. Ha dedicado su vida a defender los ecosistemas que conforman la Ciénaga Grande de Santa Marta y a analizar las relaciones entre territorios y comunidades que los habitan, en especial los afectados por el conflicto armado.

 

La antropología la llevó a la Amazonia, donde, seducida por el mundo indígena y la biodiversidad de la región, vivió por siete años trabajando con la Fundación Gaia. Ahora es directora de Greenpeace Colombia, desde donde garantiza que se investiguen y denuncien problemas ambientales.

 

Abogada de la U. Javeriana y especialista en derecho ambiental, llegó a la dirección de Parques Nacionales Naturales en 2004 y, desde entonces, ha estado al frente de la institución. En sus 15 años al mando se ha duplicado el área del Sistema Nacional de Áreas Protegidas.

 

Las otras defensoras

Las otras mujeres destacadas en el libro son Ana Fernández, Maryury Mosquera, Jani Rita Silva, María Yalanda Campo, Eugenia Ponce de León, Margarita Flórez, María Matabanchoy, Brigitte Baptiste, Margarita Marino de Botero, Leonor Zalabata, Luz M. Mantilla, Carmen Candelo, María C. Herrera, Yurani Cuéllar, Nazaret Cabrera, Isabel C. Zuleta, Sabina Rodríguez Van der Hammen, Tatiana Pardo, Luz Enith Mosquera y Carolina García.

 

Comparte en redes: