Las deudas ambientales de Colombia en 2019

La deforestación, el asesinato de líderes sociales, ambientales e indígenas, el debate por el “fracking”, las restricciones a los mecanismos de participación ciudadana y el incremento de las actividades extractivas fueron algunos de los temas más intensos durante el año que pasó.

Chiribiquete provee el 60 % del agua superficial de toda la Amazonia colombiana. / Fundación para la conservación

El 2019 fue un año de importantes decisiones ambientales para Colombia y finalizó con un paro nacional que persiste desde el 21 de noviembre. El descontento de diversos sectores sociales con el gobierno del presidente Iván Duque llevó a que sindicatos de trabajadores, maestros, estudiantes, indígenas y defensores de derechos humanos salieran a las calles a protestar. A estas jornadas se fueron sumando otros sectores de la población, y en diferentes ciudades se han realizado “cacerolazos” masivos para que el presidente escuche las peticiones.

Varios líderes ambientales también se han unido a lo que se ha denominado el Comité Nacional del Paro, el cual le exige al Gobierno soluciones y acciones ante el constante asesinato de líderes sociales y ambientales, un impulso real a la lucha contra la deforestación, la prohibición del fracking y el glifosato, la protección de los páramos y no otorgar una licencia minera en el emblemático páramo de Santurbán, el respeto a la participación ciudadana y a las consultas populares, la protección de la biodiversidad y la reforma de sus permisos de aprovechamiento y la prohibición de los plásticos de un solo uso.

Hasta el momento se han realizado dos mesas de negociación para el tema ambiental. La primera de ellas, el 28 de noviembre, fue bastante tensa, pues mientras el presidente Duque señalaba que se trataba de un espacio de “conversación y diálogo”, varios de los líderes ambientales como Carlos Andrés Santiago, del Movimiento Nacional Ambiental y la Alianza Colombia Libre de Fracking, precisaban que lo que buscaban era un espacio de “negociación y acuerdos, no solo que el presidente escuche, sino que tome acciones concretas encaminadas a dar solución a las peticiones”.

El 6 de diciembre se realizó una segunda reunión y el ministro de Ambiente, Ricardo Lozano, dijo que en ella se priorizaron los temas a abordar durante las próximas mesas de diálogo en un corto, mediano y largo plazo. Entre ellos estarían la discusión sobre el Acuerdo de Escazú, la declaratoria de emergencia climática, la problemática de los páramos y los derechos de sus habitantes, la deforestación y el fracking. Muchas de las demandas expuestas durante el paro fueron considerados por Mongabay Latam como los desafíos ambientales de este año. ¿Cuáles se cumplieron y cuáles quedarán estancados?

* Periodista de Mongabay Latam.

898891

2020-01-08T22:39:02-05:00

article

2020-01-08T22:39:02-05:00

[email protected]

none

José Antonio Paz Mongbay

Medio Ambiente

Las deudas ambientales de Colombia en 2019

42

2515

2557