Las nuevas ADEL que se suman a mejorar el desarrollo económico de las subregiones colombianas

La Guajira, el sur del Cesar y el macizo colombiano fueron las zonas elegidas para desarrollar instrumentos que impulsarán cadenas productivas, conocidos como Agencias de Desarrollo Económico Local (ADEL). El turismo, la gobernanza del agua y resaltar su cultura son algunas de las cadenas de valor.

El Programa de Competitividad Estratégica Territorial (CET), financiado por la Unión Europea e implementado por el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo (Mincit) y la Red Adelco.Santiago La Rotta - El Espectador

Los campesinos de las zonas rurales de Colombia desde hace tres años llevan comprobando que el éxito detrás de la trasformación en los territorios está en la inclusión de las comunidades, y en sus conocimientos y vivencias están las claves para mejorar el desarrollo económico de las subregiones. Algunas muestras de esos avances están plasmados en el Programa de Competitividad Estratégica Territorial (CET), financiado por la Unión Europea e implementado por el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo (Mincit) y la Red Adelco. (Lea: Alianzas territoriales, claves para impulsar el desarrollo en las regiones)

Con el propósito de promover y fortalecer procesos de desarrollo económico local a través del agenciamiento de estos, el proyecto ha conseguido impulsar un cambio en varias regiones del país, como por ejemplo en Arauca, en donde se produce el mejor cacao del país. A través de la ADEL de este departamento (Aprodel) se ha impulsado una mejor reconstrucción del tejido social, convirtiéndolo en el segundo productor de cacao en el país, con cerca de 17.000 hectáreas cultivadas.

Pero, ¿qué es agenciar un proceso de desarrollo económico local y qué beneficios trae? Alexánder Burgos, consultor en desarrollo económico local, explica que es un proceso en el que los actores de un territorio pueden debatir, de manera dinámica, sobre la base de una identidad territorial y establecer acuerdos mínimos que generan apuestas económicas sostenibles para el mejoramiento de los medios de vida.

Es decir, luego de que las comunidades hicieran un diagnóstico de las dificultades que enfrentaba, se buscaba que construyeran, de manera participativa, un plan que impulsara las cadenas productivas de su región. Así fue como surgieron las Agencias de Desarrollo Económico Local (ADEL).

En la actualidad hay diez ADEL y se establecerán cuatro nuevos agenciamientos que se desarrollarán en La Guajira, el sur del Cesar y el macizo colombiano. En estas zonas, las nuevas Agencias pretenden incentivar el desarrollo de negocios inclusivos que faciliten la articulación de pequeños productores o empresarios, principalmente rurales, a las dinámicas comerciales. (Puede leer: En las regiones se esconde la clave para el desarrollo económico)

Potenciar el turismo y resaltar el valor de la comunidad étnica, la apuesta en La Guajira

Gustavo Torrijos

La Guajira es un destino diferente al que la mayoría de turistas están acostumbrados. A pesar de ser un gran imán para los visitantes del departamento, la playa no es el único atractivo. Sus tierras cuentan con un sinfín de maravillas, como los parques naturales, las artesanías elaboradas por sus habitantes, las diversas manifestaciones culturales que pasan por los indígenas y, por supuesto, cómo dejar de lado el vallenato y el folclor de esta región. 

Un coctel de variedades que han servido para que en el departamento se desarrolle una nueva Agencia de Desarrollo Económico Local (ADEL) basada, principalmente, en el turismo. “Promover una ADEL en esta región es ordenar las cadenas productivas priorizadas y poder garantizar así las cantidades y calidades que demandan estos mercados, resaltando que todas las apuestas planteadas tienen notables elementos patrimoniales que agregan valor y competitividad”, explica Nelis Moscote, gerente de la ADEL La Guajira. (Le puede interesar: Un proyecto que busca reparar la economía local)

Esta nueva agencia integra cinco municipios: Uribia (reconocida por ser la capital indígena de Colombia), Maicao, Albania, Manaure y Riohacha, en los que participarán actores del sector privado, del sector turístico, productivo, artesanías, ganadero y representantes de las comunidades indígenas. 

Sus principales retos, añade Moscote, son conseguir un comercio justo para las artesanías wayuus, una competitividad sostenible, disminuir las desigualdades del territorio y posicionar el modelo de gobernanza de esta ADEL como una herramienta dinamizadora, articuladora de la economía del territorio.

Propósitos que esperan cumplir con el fortalecimiento del sistema productivo, la fomentación de la cultura del emprendimiento y resaltando el patrimonio multicultural, pluriétnico y natural.

Macizo colombiano, territorio estratégico para el desarrollo de Colombia

Archivo El Espectador

En las lagunas del macizo colombiano, formadas por las aguas que bajan de sus elevados páramos, nacen cuatro de los ríos más importantes del país: Magdalena, Cauca, Caquetá y Patía, que abastecen de agua al 72 % de la población colombiana. Esta característica hace que se convierta en un territorio estratégico para el desarrollo del país y que sea escogido para que se desarrolle una nueva Agencia de Desarrollo Económico Local (ADEL) basada en un modelo de gobernanza del agua.

Para impulsar una economía sustentable, basada en el recurso hídrico, la estrategia es priorizar las diversas cadenas productivas, como las hortofrutícolas, la quinua, el café, la caña panelera y la apicultura. “Además, se vinculará la oferta de servicios ambientales, las inversiones en compensación por el cuidado del agua y el turismo comunitario”, cuenta Francisco Paz, gerente de la ADEL Macizo Colombiano (Cauca). 

En un comienzo, la Agencia integrará los  municipios de Sotará, La Sierra y La Vega, pero se extenderá progresivamente. “Las comunidades beneficiadas serán, en primer lugar, las que habitan el territorio. Pero esperamos se extiendan a las regiones y comunidades del país que utilizan las aguas de  los ríos de la llamada Estrella Hidrográfica del macizo colombiano”, añade Paz. 

Su objetivo es llegar a impactar, al menos, en catorce municipios potencializando la riqueza ambiental del territorio, la composición étnica de sus habitantes y la sensibilidad de sus pobladores. Para ello contará con la participación de actores públicos y privados del departamento del Cauca inicialmente, las asociaciones de productores de los tres municipios e instituciones como el SENA regional, la Corporación Autónoma Regional y la Universidad del Cauca, entre otras.  (Podría leer: Así avanzan los proyectos que fortalecen el desarrollo de la economía)

Conservación ambiental, la estrategia para que se impulse el turismo en el sur del Cesar 

Gobernación del Cesar

Para los campesinos que fueron azotados y desplazados por la guerra de los años 80 en el sur del Cesar, regresar a la zona era volver a vivir una situación compleja, sin oportunidades y, quizá, con secuelas del conflicto. 

Sin embargo, esos mismos habitantes que estaban pesimistas encontraron que en esta tierra se requería una instancia que promoviera su desarrollo, mediante la articulación de la oferta institucional, el aprovechamiento del potencial privado y, por medio del fortalecimiento de los procesos de producción, dar valor agregado a sus materias primas. 

Así fue como por medio de Grupo Motor, una de las nuevas Agencias de Desarrollo Económico Local (ADEL), se busca fortalecer y generar nuevas oportunidades de negocios en el territorio. Una de sus estrategias es consolidar el turismo con iniciativas de conservación ambiental. Esta, la apuesta más ambiciosa, pretende dinamizar la economía del sur del Cesar, “ya que contamos con importantes potenciales en agroturismo, ecoturismo, turismo de aventura y turismo cultural, para potenciar las industrias creativas, culturales y las artesanías”, contó Alexandra Pineda, gerente de la ADEL Surcesar. 

Para conseguirlo, contarán, principalmente, con el apoyo del sector privado, representando por la Cámara de Comercio y el Gremio de Empresarios Agropecuarios (GREA); del sector público estarán las alcaldías de Río de Oro, San Martín, San Alberto y Aguachica. Además, la Universidad Popular del Cesar y la empresa brasileña Edupol participarán en el proyecto. (Puede leer también: Un nuevo empujón (mundial) para el desarrollo local)

893127

2019-11-28T22:38:39-05:00

article

2019-11-28T22:38:39-05:00

[email protected]

none

-Redacción BIBO

Medio Ambiente

Las nuevas ADEL que se suman a mejorar el desarrollo económico de las subregiones colombianas

94

10641

10735