Liberan animales silvestres en reserva del Huila

Noticias destacadas de Medio Ambiente

Tres zorro perros, tres mapaches, una tamandúa y un perezoso fueron liberados en su hábitat natural.

Luego de finalizar con éxito su proceso de recuperación y rehabilitación en el Centro de Atención y Valoración de Fauna Silvestre de la Corporación Autónoma Regional del Alto Magdalena-CAM, fueron liberados en su hábitat natural tres zorro perros, tres mapaches, una tamandúa y un perezoso

Estos mamíferos habían sido decomisados, rescatados o entregados voluntariamente a las autoridades del departamento del Huila, Las liberaciones se realizaron en una reserva natural de la sociedad civil del norte del Huila, donde los animales pueden encontrar todo lo que requieren para aumentar las posibilidades de supervivencia de estos especímenes.

(Lea también: ‘Delitos contra la fauna silvestre aumentan el riesgo de enfermedades infecciosas’, ONU)

Zorro Perros

Tres crías de zorro perros de apenas dos semanas de nacidos fueron rescatadas por bomberos voluntarios del municipio de Rivera el pasado mes de marzo y entregados a la CAM. Transcurridos seis meses, estos caninos luego de finalizar su proceso de rehabilitación, fueron devueltos a su hábitat natural.

En una acción conjunta entre la Policía Ambiental y la Red de Control Ambiental de la CAM, los pequeños cachorros fueron trasladados al Centro de Atención y Valoración de fauna silvestre, donde profesionales en veterinaria y biólogos analizaron su estado físico y comportamental, encontrándolos deshidratados y muy pequeños para ser liberados, pues no tenían la capacidad de alimentarse por sí solos y mucho menos de sobrevivir.

“Iniciamos el proceso de recuperación y rehabilitación de estos caninos de la vida silvestre, que consistió en mantener sus comportamientos naturales e incentivar la búsqueda y captura de presas vivas, evitar improntas, hacer estímulos visuales y auditivos, identificar amenazas y simular lo mejor posible su medio y condiciones climáticas”, afirmó Luisa mencionó, bióloga de la CAM.

Como los animales llegaron tan cachorros, durante su estado neonatal fueron alimentados cada tres horas a través de un lacto emplazador, constantemente se les revisaba su temperatura corporal y se monitoreaba su peso diariamente para evidenciar avances en el crecimiento.

Tras superar la etapa juvenil, los tres mamíferos fueron aislados en medio del bosque ripario, donde permanecieron cerca de cuatro meses para evaluar y reforzar sus comportamientos y avances etológicos. Además, se les proporcionaba una dieta a base de presas vivas.

“Una vez finalizado su proceso de recuperación, se determinó que estos especímenes estaban listos para ser liberados en su medio natural, proceso que se realizó en un área protegida de bosque seco tropical en una reserva natural de la sociedad civil al norte del Huila”, precisó Mercy Luz García, médica veterinaria de la CAM.

(Le puede interesar: Fauna silvestre recorre tranquilamente los Parques Nacionales Naturales colombianos)

Mapaches

Tras permanecer varios meses en el centro de Atención y valoración de fauna silvestre de la CAM en Teruel, regresaron a la vida silvestre 3 individuos de mapaches, los cuales habían sido rescatados y entregados a la Corporación, gracias al apoyo de un agricultor de Teruel, quien tras escuchar unos ladridos encontró las pequeñas crías solas.

Dada la corta edad de las crías se dispuso de un equipo de veterinarios y biólogos quienes velaron por la supervivencia y el desarrollo natural de la especie.

“Biológicamente se implementó un plan de rehabilitación y manejo en el que se mantuvo un limitado contacto con humanos para evitar improntas y se incentivó los comportamientos naturales para aumentar las destrezas que le permitan su pervivencia al ser liberados”, explicó Luisa mencionó, bióloga de la CAM

Esta especie es rara vez vista, debido a los comportamientos crepusculares y colores crípticos que posee, de igual forma, cumplen una gran labor como controladores de plaga de pequeños reptiles e invertebrados.

Tamandúa

Gracias al aviso oportuno del personal del Batallón Tenerife de la Novena Brigada del Ejército, se logró el rescate de un tamandúa macho. El espécimen fue entregado a la Policía de Carabineros y luego trasladado al hogar de paso de fauna silvestre de Neiva, donde fue estabilizado e hidratado por el grupo de médicos veterinarios de la CAM. Tras comprobarse su óptimo estado de salud, el animal fue devuelto a su medio natural.

Perezoso

Entre tanto, En la vereda El triunfo del municipio de Pitalito una hembra de perezoso de dos uñas que se encontraba desorientado, fue rescatada por don Leonardo Patiño, quien al percatarse de la presencia del animal, se comunicó con el hogar de paso de fauna silvestre de la CAM en Pitalito.

El ejemplar fue valorado por médicos veterinarios y biólogos, quienes evidenciaron el perfecto estado de salud y procedieron a regresarlo a su entorno natural en un área protegida del sur del departamento.

Comparte en redes: