Llevamos la bandera del medio ambiente

El 88% de los lectores de el Espectador reconocen que la campaña despertó conciencia y se sienten motivados a tomar acciones diarias para enfrentar el calentamiento global.

20% del total de emisiones de carbono en el mundo vienen de la deforestación. / Archivo

El cambio climático pasó a ser parte de la agenda de los colombianos. El comentario inocente sobre el clima es un asunto que reúne a políticos, activistas, economistas y hasta religiosos del mundo entero. Este incremento de la temperatura en la Tierra pone en peligro la vida en el planeta. Todo debido a la desmesurada dependencia a las energías fósiles que producen gases de efecto invernadero, lo que causa el calentamiento de la tierra.

Cuando la temperatura de la Tierra aumenta, los fenómenos naturales como El Niño y La Niña se intensifican y se vuelven más frecuentes. Los glaciares se derriten, los embalses se reducen y el nivel del mar sube, poniendo en riesgo a las poblaciones costeras. El océano se acidifica, lo que causa la muerte de ecosistemas de coral donde se produce gran parte del alimento de muchas especies marinas.

La deforestación es la segunda causa del calentamiento global. En la fotosíntesis, los árboles toman CO2, fijan carbono en sus tejidos y liberan oxígeno. Cuando se tala un árbol, sucede el proceso contrario. Es decir, en vez de emitir oxígeno, libera el CO2, lo que genera un incremento en la concentración de gases en la atmósfera.

En ese contexto, BiBo resaltó el cuidado por el medio ambiente y prendió las alarmas sobre el cambio climático. De hecho, casi el 90% de los colombianos recuerda la campaña y en Bogotá, por ejemplo alcanza el 94% de fijación en la memoria, seguida de Cali con un 91% y el eje cafetero con un 86%.

Los temas de mayor incidencia fueron la conciencia medioambiental, el material didáctico y educativo suministrado a los niños y la preservación del agua y la energía.

Como la idea de este año se centraba en el cambio climático, el 77% de los lectores dijo haber aumentado su conocimiento sobre este fenómeno y la preservación de los bosques. El 88% de la población adquirió mayor conciencia sobre la adaptación al cambio climático y lo que puede hacer para aportar en su retroceso y disminuir los impactos negativos en el medio ambiente.

Por otro lado, más del 90% de los colombianos consideró esta estrategia como un instrumento útil. Esto, sin duda, redunda en una toma de decisiones informada y en el aporte que cada ciudadano hace al medio ambiente.

Además de servirle a los ciudadanos, BiBo es una oportunidad para que las empresas demuestren su compromiso por el planeta como como Isagen, Equidad Seguros, Findeter, Epm, Usaid, Codensa-Emgesa, el Instituto Von Humboldt y la Embajada de los Países Bajos.Las cifras dan cuenta de que más del 80% de los encuestados piensa que las compañías e instituciones patrocinadoras invierten en el cuidado de los bosques y del medio ambiente y su imagen mejora notablemente.

Manteniendo unos altos indicadores de recordación, se evidencia que la campaña sigue construyendo conciencia del cuidado del medio ambiente y motivando acciones para lograrlo. Los fascículos coleccionables “Valores y virtudes con el Planeta” y la revista Planeta Bibo son los componentes de la campaña con más alta recordación. Le siguen los especiales editoriales y las crónicas, lo anterior, con un corte editorial y de contenido.

Las cifras no mienten y demuestran que el mensaje de BiBo caló en la mente y las actitudes de los colombianos. El reto, ahora, es que cada uno contribuya a la conservación de los recursos naturales que son finitos.