Conversatorio de Colombia 2020

hace 4 horas

Lluvias e Hidrotuango, un coctel que tiene en alerta roja a buena parte de Colombia

La temporada de precipitaciones, junto a las dificultades generadas por el proyecto hidroeléctrico, tiene inquietas a las autoridades. Recomiendan estar alerta ante posibles incrementos de varios ríos.

Lluvias e Hidrotuango, un coctel que tiene en alerta roja a buena parte de Colombia
Archivo El Espectador

Las dificultades que se han generado en torno a Hidroituango tienen alarmadas a las autoridades. Ya en varias cartas y declaraciones tanto el presidente de EPM, como el gobernador de Antioquia y el presidente Juan Manuel Santos, han manifestado su preocupación por los posibles efectos que se pueden desprender de los problemas presentados en el proyecto. Son dificultades que, sumadas a las intensas lluvias que se viven en algunas zonas del país, tienen en alerta roja a varias regiones. (Lea Hidroituango, en cuidados intensivos)

Así lo muestra el último boletín del Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (IDEAM), donde se muestran cuáles son los principales puntos a los que se debería prestar más atención. Antioquia, Caldas, Cauca, Nariño y Meta son los lugares en los que hay más probabilidad de que se presenten deslizamientos detonados por las lluvias. (Lea Hidroituango sigue fuera de control)

Por otra parte, Santander, Magdalena, Cundinamarca, Caldas, Huila, Córdoba, Cesar, Guaviare, Arauca, Cauca, Valle del Cauca, Nariño y Sucre, son los departamentos donde hay altas posibilidades de que los ríos crezcan de manera imprevista.

De hecho, buena parte de la región Andina está en alerta roja por los niveles de los afluentes. Una de las principales, claro, tiene que ver con la “probabilidad de descarga proveniente desde la central hidroeléctrica de Ituango”. Según el Ideam, se prevé un incremento del río a la altura de los municipios de Caucasia y Nechí en Antioquia.

“Se hace un llamado a la comunidad para que esté pendiente del nivel del río Cauca, aguas abajo de Hidroituango en los municipios de Ituango, Briceño, Puerto Valdivia, Toledo, Cáceres, Caucasia y Nechí”, se lee en el boletín del Instituto.

Además, destaca que las intensas lluvias de las últimas 24 horas también pueden incrementar los niveles de los ríos que aportan agua al río Cauca y al río Magdalena. Su recomendación es hacer un juicioso seguimiento a esos caudales para evitar serios problemas en los municipios cercanos a esos afluentes.

Otros de los ríos que pueden crecer repentinamente debido a las lluvias son el Carare, Suárez, Lebrija, Sogamoso y Chicamocha. Igualmente, en Medellín, las fuertes precipitaciones pueden desembocar en desbordamiento de quebradas.

La región Caribe también puede presentar serios inconvenientes. Municipios como Montelíbano, La Apartada y Ayapel (Córdoba) seguramente deberán enfrentar dificultades. Al parecerm el río San Jorge y varios de los afluentes que lo alimentan crecerán notablemente. Una situación parecida afrontará la Orinoquia (en la cuenca alta media del río Guaviare y en los aportantes del río Arauca) y el Pacífico, a la altura de Cauca, Valle del Cauca y Nariño.

 

Temas relacionados