Lo que sabemos de los tres huracanes que azotan al Caribe

El Irma llegará a Florida como un huracán de categoría cuatro. Por otra parte, Katia se convierte en huracán antes de tocar tierra y el José pasa a categoría tres, convirtiéndose en el tercer fenómeno de gran escala en el Atlántico en menos de dos semanas.

Así se ven los tres huracanes que a la fecha amenazan al Caribe y Centroamérica.National Hurricane Center

El poderoso huracán Irma, catalogada como el más poderoso en la historia, acaba de bajar de categoría en la escala Saffir-Simpson de cinco (máximo nivel) a 4. Sin embargo, eso no implica un respiro: el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos sigue considerándolo extremadamente peligroso, con vientos de 240 kilómetros por hora; y José, el huracán que apareció en los radares el pasado martes, va detrás con esa misma intensidad. El Centro Nacional de Huracanes acaba de subirlo a la categoría 4, para convertirse en “extremamente peligroso”.

Por si fuera poco, Katia, que nació al mismo tiempo que José pero en el Golfo de México, pasó en la mañana de este viernes de categoría 1 a 2, justo cuando siete países de Centroamérica están en alerta máxima ante la posibilidad de un Tsunami, tras el sismo de 8,4 grados que sacudió a ese país en la madrugada de este viernes y que ya deja 32 muertos. (Lea también: ¿Por qué el huracán Irma está causando una destrucción sin precedentes?)

El Irma: una amenaza nunca antes vista en Florida

La llegada a Cuba del huracán ya deja destrozos, como informó la cadena de radio CiberCuba. Según reportó el periódico local Granma, las olas ya alcanzan los ocho metros de altura y en Gibara, al norte del país, ya se han registrado viento de hasta 70 km/h.

Fotos: Radiobaracoa

Tras su paso por esta isla, el Irma tocará el continente el domingo en la noche, en algún punto entre Cayo Largo e Islamorada, dos islas del archipiélago de La Florida en donde el cielo ya empezó a nublarse, según reportó Univisión Noticias.

Y es que si bien el Irma ha pasado extremadamente cerca de islas como República Dominicana, Haití o Puerto Rico, será en Miami donde golpee con toda su fuerza. El jefe de la Agencia Federal para la Gestión de Emergencias (FEMA) declaro en la mañana del viernes que el Irma "va a devastar Estados Unidos".

Es por eso que ya han sido evacuadas 650.000 personas en Miami, la evacuación más grande en la historia de ese condado que, además, seguirá creciendo, pues según los servicios meteorológicos norteamericanos, el radio de la tormenta podría afectar hasta a un millón de personas.

La preparación estadounidense llega después de que el huracán causara estragos en el Caribe, en donde ya se registran 20 personas muertas, y, de acuerdo con la agencia de noticias AFP, ya deja pérdidas materiales superiores a los 200 millones de euros sólo en las islas francesas del Caribe, “según ha estimado este viernes la aseguradora Caisse Centrale de Reassurance, especializada en desastres naturales”.

José, el hermano “extremadamente peligroso” del Irma

A las 11:00 de este viernes, el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos anunció que el huracán José pasaba a acompañar al huracán Irma en la categoría 4 de huracanes, con vientos de 240 km/h y considerado como “extremadamente peligroso”.

De acuerdo con información difundida por AFP, el huracán se desplaza a 30 km/h en dirección oeste noroeste, en la misma ruta que siguió el huracán Irma por las islas del Caribe. Las autoridades francesas ya emitieron alertas para las islas San Martín y San Bartolomé; y lo mismo hizo el gobierno holandés para su porción de la isla de San Marín.

Katia, la amenaza que crece despacio al lado de un país con alerta de tsunami

Con una menor intensidad, el huracán Katia, en el Golfo de México, sigue creciendo. Después de que ayer el servicio meteorológico norteamericano señalara que se había convertido en huracán, en la mañana de este viernes ascendió a categoría 2, con vientos de 155 km/h.

El Centro Nacional de Huracanes advirtió que el huracán se encuentra a 200 km de la ciudad de Veracruz, y que podría llegar a afectar la costa mexicana desde Cabo Rojo hasta Laguna Verde, un área que incluye a la ciudad de Puerto Veracruz.