Los icónicos baobabs milenarios están muriendo misteriosamente en África

Un nuevo estudio revela que 9 de los 13 baobabs más antiguos han muerto en los últimos años, y cinco de los seis más grandes habían muerto o habían perdido sus partes más antiguas.

Pinterest

El baobab africano (Adansonia) es un icónico árbol con un tronco ancho y forma irregular, con ramas llenas de nudos, similares a las raíces. De hecho, una leyenda cuenta que estos árboles eran tan presumidos, que un dios les dio la vuelta.

Un nuevo estudio descriptivo de varios de los árboles baobab más antiguos del África subsahariana, que se encuentran entre los árboles más grandes y más antiguos del planeta, revela una misteriosa mortandad. Los autores informan que 9 de los 13 baobabs más antiguos han muerto en los últimos años, y cinco de los seis más grandes habían muerto o habían perdido sus partes más antiguas. Y los datos, publicados en Nature Plants, afirman que las muertes no fueron causadas por una epidemia.

"Sospechamos que la desaparición de baobabs monumentales puede estar asociada, al menos en parte, con modificaciones significativas de las condiciones climáticas que afectan al sur de África en particular. Sin embargo, se necesita más investigación para apoyar o refutar esta suposición", escribe el equipo, dirigido por Adrian Patrut de la Universidad Babes-Bolyai (Rumania).

Los investigadores han estado visitando árboles antiguos en el sur de África desde 2005, utilizando la datación de carbono por radio para investigar su estructura y edad. Los árboles que han muerto o están muriendo se encuentran en Zimbabwe, Namibia, Sudáfrica, Botswana y Zambia. Todos tienen entre 1.000 y más de 2.500 años.Después de describir la estructura de los árboles, también informan la datación del carbono de estos árboles y exigen más investigación sobre la mortalidad de los árboles.

Los árboles Baobab tienen muchos tallos y troncos, a menudo de diferentes edades. En algunos casos, todos los tallos murieron repentinamente. Son entre cindo y 30 metros de largo, y el diámetro de su copa supera los 11 metros. La corteza es lisa y la madera fibrosa con poco contenido en agua. Las hojas solo brotan en la época de lluvias, en verano en el hemisferio sur y en invierno en el hemisferio norte.

El árbol más alto de África está ubicado en la montaña más alta del continente, de acuerdo con un estudio de la Universidad de Bayreuth (Alemania). Aunque no llega a las alturas de los árboles más grandes del mundo, este Entandrophragma excelsum, con sus 81,5 metros, no es una planta cualquiera. Tampoco lo aloja un pico cualquiera: se trata del Kilimanjaro, el volcán durmiente de Tanzania que se alza 5.895 metros. 

*“Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”.​​​​​​