Los pastos marinos salvan playas y ahorran dinero

En un artículo reciente publicado en la revista 'BioScience', biólogos e ingenieros de Países Bajos y México describen a través de experimentos y observaciones de campo alrededor del Mar Caribe cómo los pastos marinos ayudan a proteger las costas y a prevenir la erosión en las playas.

Los pastos marinos de Indonesia hacen parte de la región más biodiversa de todos los océanos del planeta. RICHARD UNSWORTH

Los lechos de pastos marinos son tan efectivos en la protección de las playas tropicales contra la erosión que pueden reducir la necesidad de las costosas reposiciones de arena en estas costas.

En un artículo reciente publicado en la revista 'BioScience', biólogos e ingenieros de Países Bajos y México describen experimentos y observaciones de campo alrededor del Mar Caribe.

"Una playa con lechos de pastos marinos sanos y algas calcificantes es una opción resistente y sostenible en la defensa costera", dice la autora principal Rebecca James, candidata en la Universidad de Groningen y el Instituto Real Holandés para la Investigación del Mar (NIOZ, por sus siglas en inglés), Países Bajos. "Debido a la erosión, el valor económico de las playas caribeñas literalmente desagua en el mar", añade.

Los autores observaron las playas del Mar Caribe, donde casi una cuarta parte del Producto Interior Bruto procede del turismo, principalmente alrededor de las playas. "Con el aumento del desarrollo costero, se interrumpe el flujo natural de agua y arena, se dañan los ecosistemas naturales y muchas playas tropicales ya han desaparecido en el mar", dice el coautor Rodolfo Silva, profesor de Ingeniería Costera en la Universidad Nacional Autónoma de México.

"Hasta ahora, los costosos esfuerzos de ingeniería costera, como las repetidas reconstrucciones de las playas y los muros de hormigón para proteger la costa, se han hecho para combatir la erosión. El aumento del nivel del mar y las crecientes tormentas solo aumentarán la pérdida de estas playas importantes", añade.

Para averiguar hasta qué punto los lechos de algas marinas pueden contener arena y sedimentos en las playas costeras, James y su promotor, el profesor Tjeerd Bouma (NIOZ y la Universidad de Utrecht), realizaron un experimento simple pero contundente. Con un canal de campo portátil y ajustable para regular el movimiento del agua en una bahía del Caribe, observaron en qué momento comenzaron a moverse las partículas en el fondo del mar.

"Demostramos que los lechos de pastos marinos eran extremadamente efectivos para mantener el sedimento en su lugar --relata James--. Especialmente en combinación con algas calcificantes que crean su propia arena, una playa con pastos marinos sanos parece una forma sostenible de combatir la erosión". A lo largo de la costa de la península mexicana de Yucatán, el equipo puso a prueba su teoría.

Más pastos marinos, menos erosión 

"Al observar las playas con y sin protección de lechos de pastos marinos sanos, demostramos que la cantidad de erosión estaba fuertemente vinculada a la cantidad de vegetación: más pastos marinos significaba menos erosión", apunta la coautora Brigitta van Tussenbroek, de la Universidad Nacional Autónoma en México. En las playas donde los lechos de pastos marinos fueron destruidos, los investigadores vieron un fuerte aumento repentino de la erosión, lo que resultó en una necesidad inmediata de costosos nutrientes para la playa.

Tanto las ONG como la industria de la ingeniería dan la bienvenida a estas ideas novedosas. "Hasta la fecha, los lechos de pastos marinos a menudo se consideran una molestia, en lugar de un activo valioso para preservar las costas de valor turístico. Este estudio podría cambiar esta perspectiva por completo", dice Bas Roels, de World Wildlife Fund Netherlands.

"El análisis abre oportunidades para desarrollar nuevos esquemas de protección de playas tropicales, en los que la ecología está integrada en las soluciones de ingeniería", agrega Mark van Koningsveld, profesor de la Universidad de Tecnología de Delft y que trabaja para el contratista marítimo internacional Van Oord.

Según el coautor Johan Stapel, del Instituto Neerlandés de Ciencias del Caribe (CSNI, por sus siglas en inglés) en San Eustaquio, esto requerirá un enfoque multilateral en la conservación y restauración, ya que los pastos marinos se enfrentan a la creciente presión de varias fuentes de contaminación y especies invasoras. "Afortunadamente, NIOZ tiene una fuerte tradición en la restauración exitosa de todo tipo de vegetación costera, desde pastos marinos hasta manglares", concluye Bouma.

832132

2019-01-03T10:43:09-05:00

article

2019-01-03T10:54:08-05:00

jmhernandez_1281

none

Europa Press

Medio Ambiente

Los pastos marinos salvan playas y ahorran dinero

49

4380

4429