Los sorprendentes paisajes de Nueva Zelanda están en serios problemas y su futuro es sombrío

El país donde fueron grabadas varias de las escenas de El señor de los anillos se encuentra en aprietos. El informe más importante sobre medio ambiente acaba de revelar que hay ríos contaminados, especies al borde de la extinción y lagos con muy mala salud.

Auckland, Nueva Zelanda.Pixnio

Las grandes montañas y hermosos lagos de Nueva Zelanda se hicieron populares hace unos años, cuando la trilogía de El señor de los anillos mostró los sorprendentes paisajes que había en ese paísi. La travesía que hizo Frodo, el protagonista, evidenció las riquezas naturales que se escondían en ese rincón al suroriente de Australia, célebre por sus selecciones de rugbi. Se trata de unas riquezas que han motivado el turismo pero que hoy se encuentran en serios aprietos. (Lea Así fue como descubrieron en un cajón los restos de un enorme depredador desconocido)

Así lo acaba de revelar el Environment Aotearoa, el informe ambiental más importante de Nueva Zelanda. En más de 120 páginas detalla los problemas por los que están pasando diversos ecosistemas y varias especies. Ríos contaminados, animales al borde de la extinción y lagos con muy mala salud son solo algunos de los ejemplos que menciona el documento, publicado el 18 de abril. (Lea Revelan los motivos por los que se estrelló la sonda israelí que casi llega a la Luna)

Las aves son algunas de las más perjudicadas. El 90% de las aves marinas están amenazadas o en peligro de extinción. Una suerte similar tienen las aves playeras: el 80% también se encuentra en esta condición. (Lea Sorprenden una caravana de camionetas que intentaba ingresar al Parque Sierra de la Macarena)

La situación del resto de animales no es muy diferente. Como lo menciona el diario inglés The Guardian, el riesgo de extinción empeoró para 86 especies en los últimos 15 años, mientras que únicamente mejoró el estado de conservación de 26 especies. De hecho, desde que se asentaron los humanos, 75 especies de animales y plantas se han extinto en este país.

A los ojos de Kevin Hague, del grupo de conservación Forest and Bird, se trata de un documento escalofriante que revela un verdad que antes estaba oculta. “Nueva Zelanda está perdiendo especies y ecosistemas más rápido que casi cualquier otro país. Cuatro mil de nuestras especies nativas están en problemas”, le dijo a The Guardian.

Otro de los asuntos más inquietantes que revela el documento tiene que ver con el estado del agua neozelandés. El 59% de las aguas subterráneas tienen presencia de la bacteria Escherichia coli. Además, el 57% de los lagos monitoreados están dentro del grupo de “mala calidad del agua”. Los peces de agua dulce también están en serios problemas: el 76% d ellos que son nativos están en peligro o en peligro de extinción.

Aunque los motivos de esta tragedia son diversos, para la organización Forest and Bird hay unos culpables claros: el intensivo uso de fertilizantes y el aumento de vacas. En los últimos 20 años, la industria ganadera incrementó considerablemente. “Han sido décadas de postergación y negación. Estamos dañando irreversiblemente nuestro mundo natural”, aseguró Hague.