La mayoría de japoneses apoya la caza de ballenas

El 60% de los habitantes del país asiático cree que se debería mantener la pesca de estos cetáceos, declarada ilegal por la Corte Internacional de Justicia.

Japón seguirá pescando ballenas en el pacífico aunque reducirá las capturasEFE

Una encuesta publicada por el diario Asahi, de Japón, asegura que seis de cada diez japoneses están a favor de que se mantenga el programa científico de caza de ballenas, una práctica que el mundo ha visto con malos ojos desde hace años y que a finales de marzo fue declarada ilegal por la Corte Internacional de Justicia (CIJ).

De acuerdo al sondeo realizado por el periódico, tan solo el 23% de los encuestados está en contra de la captura de los cetáceos.

Sin embargo, aunque la gran mayoría de los nipones no se opone y pese a que el fallo de la CIJ en realidad no obliga a Japón a detener el programa de capturas en el Pacífico Norte, el país asiático se ha visto obligado a detener su política ballenera ante la gran presión que ejerce la comunidad internacional.

Si bien el Gobierno anunció la semana pasada que no detendrá la caza (solo reducirá las capturas de 380 a 210 ejemplares anuales), muchos mantienen aún la esperanza de que no se continúe.

De hecho, pese a que la flota de barcos pesqueros debería haber zarpado el 22 de abril, hasta el momento no ha partido. Según dice la agencia Reuters, basada en información del diario Yomiuri Shimbun, es posible que debido a la visita del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, Japón esté considerando cancelar aquella práctica. Es apenas un rumor que no ha sido confirmado.

Lo que opinan los japoneses

De acuerdo el sondeo realizado por el periódico Asahi, el 48% de los japoneses admitió haber comido ballena alguna vez en su vida y el 37% aseguró no haberla probado nunca.

Respecto a la sentencia de la CIJ, el 40% de los que fueron encuestados consideró que el fallo era razonable mientras que el 39% opinó lo contrario.

Las cifras, que revelan una ligera tendencia a la baja en lo referente al consumo de ballena, son casi idénticas a las presentadas por el mismo diario en marzo de 2002. En ese año, por ejemplo, un 33 % dijo no haber comido nunca su carne.

Sin embargo, hechos como el denunciado por Greenpeace hace unos días ponen en duda estos números. Según el grupo, esta semana una empresa ballenera islandesa envió un cargamento de 2.000 toneladas de carne hacia Japón, una cantidad que podría ser la más alta conocida hasta al momento.