Medellín: en estado de prevención contra la baja calidad del aire

La medida se hará efectiva desde el 18 de febrero hasta el 10 de marzo en los 10 municipios del Valle de Aburrá.

El Tribunal Administrativo de Antioquia impuso medidas cautelares en marzo de 2018, ante una demanda interpuesta por dos ciudadanos. Buscan que los reportes del aire nunca lleguen a alerta naranja.AFP

Como en años anteriores, entre febrero y marzo del este año la ciudad de Medellín, así como los otros nueve municipios del área metropolitana del Valle de Aburrá, podrían entrar en contingencia ambiental por los malos niveles de calidad de aire. Es por eso que, desde el próximo 18 de febrero hasta el 30 de marzo, esos 10 municipios entrarán en estado de prevención de la emergencia.

Los municipios explicaron su decisión pues es justo en ese periodo cuando la ciudad entra en un momento de transición entre la estación seca y la lluviosa, lo que, por las características geográficas del Valle, atrapa el esmog y no permite que este se disipe, aumentando las posibilidades de una emergencia en calidad del aire. 

En un comunicado, el Área Metropolitana del Valle de Aburrá (Amva) señaló que las capas de nubes de baja altura impiden que entren los rayos del sol y por ello, en el Valle la energía disponible es insuficiente para dispersar los contaminantes.

"Si bien desde mayo de 2018 se viene presentando una menor concentración de PM2.5 asociada a la efectividad de las medidas de largo plazo, incluyendo el aumento de la calidad de los combustibles, en los últimos meses se ha aumentado la concentración como resultado de condiciones climáticas, las cuales se esperan sean desfavorables para la dispersión de contaminantes durante los meses de febrero y marzo de 2019”, señaló en un comunicado el Amva.

La figura de “estado de prevención” se implementó en la capital de la montaña por primera vez en octubre pasado, justo antes de que comenzara la época de transición de períoso lluvioso a seco. En esa ocasión, el estado duró 27 días (del 1 al 27 de octubre) y su balance, de acuerdo con las autoridades, fue positivo.

Durante esos 27 días, las 21 estaciones de monitoreo del Siata -Sistema de Alerta Temprana- se mantuvieron en colores verde y amarillo, lo que quiere decir que el aire de la ciudad se mantuvo en condiciones óptimas para garantizar la salud y el bienestar humano.

Las medidas que incluye el estado de emergencia es un pico y placa ambiental, que aumenta de cuatro a seis dígitos en vehículos particulares, de lunes a viernes entre las 7:00 y 8:30 a. m. y las 5:30 a 7 p. m. Para las motos aplica en dos y cuatro tiempos también en seis dígitos y en los mismos horarios.

Por su parte, camiones y volquetas anteriores al año 2009, y carros y motos de antes de 1996 deberán extender el horario de pico y placa: de 5 a 8:30 a. m.  y de 4:30 a 9 p. m.

Los únicos días en los no habrá restricciones en el tráfico serán los domingos festivos.