Monsanto habría fichado en secreto a personalidades por su posición sobre glifosato

Una agencia de comunicación contratada por la empresa evaluó a un grupo de personalidades públicas en Francia con notas de 0 a 5 en función de la credibilidad, influencia y el grado de apoyo a Monsanto.

Revelan listas de personalidades que Monsanto intentaba controlar para influir en la opinión pública sobre glifosato. EFE.

El grupo estadounidense Monsanto habría fichado secretamente a "cientos de personalidades" --periodistas, políticos y científicos-- en Francia en función de su posición sobre los pesticidas, especialmente el glifosato, utilizando a veces informaciones privadas, reveló el jueves el canal France 2 en una investigación.

La cadena de televisión afirma que recibió ficheros informáticos "confidenciales" con la firma de agencias de comunicación que trabajan para el grupo Monsanto, filial desde el año pasado del gigante químico alemán Bayer.

El glifosato, el herbicida más utilizado en el mundo, es clasificado como un "cancerígeno probable" desde 2015 por el Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer, una agencia de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Es comercializado bajo diversas marcas, la más conocida es Roundup de Monsanto.

En un primer documento que data de 2016, una cartografía con el logo de Monsanto y del gigante francés de la publicidad Publicis clasifica a los principales actores del debate sobre los pesticidas en Francia en función de su grado de influencia.

Una segunda agencia de comunicación, Fleishman Hillard "habría por su parte utilizado en 2016 otro archivo", que agrupa especialmente las direcciones privadas o los números de teléfono en la lista roja de 200 personalidades.

Estos últimos fueron "evaluados sobre varias temáticas, desde OGM [organismos genéticamente modificados] a pesticidas con notas de 0 a 5 en función de la credibilidad, influencia y el grado de apoyo a Monsanto", afirma el reportaje.

En otro documento, una tabla apunta a 74 "objetivos prioritarios" divididos en cuatro grupos: los "aliados", los "potenciales aliados para reclutar", las personalidades "a educar" y aquellas "a vigilar".

"Es un hallazgo muy importante porque esto prueba que hay estrategias objetivas de demolición de voces fuertes", comentó en el reportaje de France 2 la exministra de Medioambiente Ségolène Royal, entonces clasificada como persona "a vigilar", por su inclinación a prohibir el glifosato.

Ante las revelaciones el grupo químico alemán Bayer, dueño desde 2018 de Monsanto, indicó que "no estaba al tanto" de que su filial habría fichado a cientos de personalidades en Francia en función de su posición sobre los pesticidas.

"Como no estábamos al tanto, no podemos comentar", añadió la dirección del grupo alemán que asegura acordar "una importancia capital" al respeto de las leyes y reglas en materia de confidencialidad de datos.