En los últimos 50 años se registraron más de 510.000 muertes en América Latina por la crisis climática

Noticias destacadas de Medio Ambiente

En un informe, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) señaló que América Latina es la región más vulnerable a los desastres naturales vinculados al cambio climático. Entre 1979 y 2019 se registraron 2.309 desastres naturales en esa región.

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) en su más reciente informe señaló que entre 1979 y 2019 se han registrado más de 510.000 muertes por desastres naturales vinculados al cambio climático en América Latina, una de las regiones más vulnerable a estos fenómenos. (Lea: Crisis climática amenaza más de lo que se pensaba a los insectos)

En el libro “La emergencia del cambio climático en América Latina y el Caribe: ¿seguimos esperando la catástrofe o pasamos a la acción?”, que fue presentado el jueves 18 de junio, la Cepal explicó que durante los últimos 50 años en América Latina se registraron 2.309 desastres naturales que afectaron a 297 millones de personas, además de provocar daños por 437.000 millones de dólares.

En la publicación, la Cepal describe a América Latina y el Caribe como “una región extremadamente vulnerable al cambio climático, a causa de su dependencia de actividades muy sensibles al clima, su poca capacidad adaptativa y su exposición a diversos fenómenos hidrometeorológicos extremos”. (Puede leer: Una recuperación verde tras la pandemia)

Además, la comisión explicó que en la región se presenta un modelo de desarrollo insostenible y desigual, en el que predominan las élites y los privilegios y que ha repercutido negativamente en las sociedades. “Este modelo se ha basado en grandes externalidades negativas como las emisiones asociadas al cambio climático, que rebasa umbrales ambientales globales y con vulnerabilidades sistémicas que han sido evidenciadas por el COVID-19”, añadió.

Alicia Bárcena, secretaria general de Cepal, dijo que “el horizonte es la igualdad, el cambio estructural progresivo es el camino y la política, el instrumento”. Por eso, alentó un cambio del modelo con políticas para sectores estratégicos que reducen emisiones, crean empleo, potencian inversiones y permiten enfrentar la reactivación con equidad y sostenibilidad para avanzar hacia un nuevo desarrollo.

Durante la presentación del documento, Antonio Guterres, secretario general de la ONU, resaltó la importancia de impulsar este tipo de publicaciones que, según aseguró, son fundamentales para el desarrollo de políticas públicas en el que se impulse un cambio en los patrones de producción y consumo. (Le puede interesar: El declive de la biodiversidad marina tropical empeorará a finales de siglo)

Comparte en redes: