Música para salvar el Ártico

El compositor italiano Ludovico Einaudi toca el piano sobre el océano para exigir se proteja el Ártico

Sobre una plataforma flotante que simula la punta de un iceberg, construida con gigantes trozos de madera en forma de triángulo, y un piano de cola negro, el pianista y compositor italiano, Ludovico Einaudi, interpretó una de sus piezas frente al glaciar Wahlenbergbreen (en Svalbard, Noruega).

Lo hizo con el objetivo de llamar la atención internacional, pues desde hoy hasta el próximo 24 de junio la comisión OSPAR, cuyo objetivo es proteger el medio marino del Atlántico Nordeste, estará reunida en Tenerife (España). En este encuentro, OSPAR tiene que decidir sobre la creación de un área protegida en las aguas internacionales del Ártico, un área que equivale a la extensión del Reino Unido y que supondría alrededor del 10% de la zona que Greenpeace pide se declare Santuario Ártico.

“Estar aquí ha sido una gran experiencia. He podido ver la pureza y fragilidad de este área con mis propios ojos e interpretar una canción que compuse en el mejor escenario del mundo”, explicó Einaudi. “Es importante que entendamos la importancia del Ártico, parar su proceso de destrucción y protegerlo”.

 

Temas relacionados