Naciones Unidas lanza campaña contra la "moda rápida"

Lanzada hoy en la Asamblea de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, la Alianza de las Naciones Unidas para la Moda Sostenible está tratando de detener las prácticas de la moda que son perjudiciales para el medio ambiente en esa industria.

Trabajadores de la industria textil en India. La industria de la moda es responsable del 8 al 10% de las emisiones globales de carbono.Wikimedia Commons

La industria de la moda es el segundo mayor consumidor de agua y es responsable del 8-10% de las emisiones globales de carbono, más que todos los vuelos internacionales y el transporte marítimo combinados.

La Alianza de las Naciones Unidas para la Moda Sostenible, lanzada hoy en la Asamblea de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, está tratando de detener las prácticas de moda que perjudican el medio ambiente y la sociedad y, en cambio, aprovechar la industria como un motor para mejorar los ecosistemas del mundo.

La industria es el segundo mayor consumidor de agua, genera alrededor del 20% de las aguas residuales del mundo y libera medio millón de toneladas de microfibras sintéticas al océano cada año. El consumidor promedio compra 60% más prendas de ropa que hace 15 años. Cada artículo solo se conserva durante la mitad del tiempo.

La Alianza está mejorando la colaboración entre las agencias de las Naciones Unidas al analizar sus esfuerzos para hacer que la moda sea sostenible, identificar soluciones y vacíos en sus acciones y presentar estos hallazgos a los gobiernos para activar la política. (Le puede interesar: Así es un laboratorio de maquillaje ecológico)

"Muchas personas sucumben a la compra de tendencias estacionales que luego se desechan en un par de meses, y simplemente no es sostenible", dice la supermodelo y embajadora de la alianza, Nadya Hutagalung. "En el lanzamiento de la Alianza de Moda Sostenible de las Naciones Unidas, podemos ver a personas que desarrollan nuevas fibras que son sostenibles, tienen un bajo impacto en el agua y un bajo impacto en el medio ambiente donde se producen".

El evento es sede de una serie de "instancias" de 10 a 20 jugadores clave en sostenibilidad, cada uno explicando su visión del futuro de la moda respetuosa con el medio ambiente. Las presentaciones interactivas están siendo impartidas por expertos en ropa que llevan los mejores diseños y materiales sostenibles. (El verde es el nuevo negro, o cómo la industria de la moda podría ser sostenible).

La Alianza utiliza el poder de convocatoria de la ONU para atraer a los jugadores clave de la moda a la mesa. Por ejemplo, la Alianza está ayudando a la Iniciativa de Moda Ética, una asociación lanzada por la ONU y la Organización Mundial del Comercio, para llevar a cabo foros anuales de alto nivel que involucren a Hugo Boss, Gap, H&M y otras importantes empresas de moda.

La Alianza para la Moda Sostenible de las Naciones Unidas crea una plataforma y un diálogo comunes para una gran cantidad de agencias de las Naciones Unidas que trabajan para hacer que la moda sea sostenible: La Organización para la Agricultura y la Alimentación está promoviendo la Moda Azul, que utiliza materiales marinos sostenibles y protege las tierras cultivables; el Centro de Comercio Internacional ha establecido la Iniciativa de Moda Ética para destacar a los artesanos del mundo en desarrollo; y Medio Ambiente de la ONU está presionando a los gobiernos para fomentar prácticas de fabricación sostenibles.

Las implicaciones de la moda sostenible no se limitan al medio ambiente, sino también a los impactos sociales. La ecologización de la cadena de valor crea nuevos empleos y oportunidades para los trabajadores rurales, especialmente los pequeños agricultores o los que trabajan en la silvicultura.