NASA advierte que Amazonia podría entrar en su peor temporada de incendios

El riesgo es mayor al que se vivió entre el 2005 y el 2010, los años más secos que ha tenido la región.

Los incendios se darían como consecuencia del fenómeno de El Niño. Archivo El Espectador

El reciente fenómeno de El Niño que pasó por las selvas del amazonas y alteró los patrones de lluvia en todo el mundo, podría pasarle factura a la cuenca de esta región.

Según reveló la NASA, la amazonia se encuentra en su período más seco desde el 2002. Una condición extrema que pone a la selva en riesgo de entrar en una temporada de incendios forestales particularmente devastadora, explicó Doug Morton, co-creador del Amazon fire forecast, un sistema que utiliza las observaciones climáticas y las detecciones de incendios, a través de satélites de la NASA, para predecir el futuro de estos últimos.

“Las condiciones de sequía severa en el inicio de la estación seca han sentado las bases para el riesgo extremo de incendio en el año 2016 en todo el sur de la Amazonía”, aclaro Morton al periódico The Guardian. De hecho se espera que los estados brasileros Mato Grosso y Pará sean los más afectados.

Además, a partir de datos de la NASA, el sistema pudo concluir que el riesgo de incendios que se manifestara desde julio hasta octubre es incluso mayor que el que hubo entre el 2005 y 2010, años en que la región experimentó la peor sequía y más selva se perdió en manos del fuego.

El modelo usado por la NASA para hacer estas predicciones, fue desarrollado por científicos de la Universidad de California, Estados Unidos, en el 2011 y genera vínculos entre la temperatura del mar y los incendios. Así, a medida que las temperaturas del océano pacifico fueron incrementando por El Niño, desde octubre de 2015 a abril de este año, el riesgo de fuego aumentó a niveles históricos.

A la situación se une que la sequía del agua terrestre también disminuye. “Esto pone a los árboles bajo estrés y reduce la humidad en la región, convirtiéndose en el escenario perfecto para que los incendios crezcan más que de costumbre”, señalaron científicos de la Universidad de California.

Tanto científicos de la NASA como de la Universidad, han estado trabajando con los gobiernos e investigadores de las regiones afectadas para compartir los datos y buscar prevenir los incendios.

 

Temas relacionados