“No fuimos invitados”: Julia Miranda, directora de Parques Nacionales

Así contesta la directora de Parques Nacionales a la pregunta sobre por qué no asistió a una reunión en Santa Marta para hablar de los negocios ecoturísticos del parque Tayrona, que se adjudicarán pronto, y cuyo manejo es del resorte de su oficina. A la cita llegaron, en cambio, el expresidente Álvaro Uribe, el congresista de su bancada Honorio Henríquez y conocidas familias del Magdalena. La denuncia sobre la exclusión de Miranda fue hecha por el liberal Gómez Amín en plenaria del Senado.

Julia Miranda, directora de Parques Nacionales./ Cristian Garavito

Debido a la denuncia que hizo en plenaria del Senado el congresista liberal Mauricio Gómez Amín sobre una reciente reunión en Santa Marta para hablar de negocios turísticos en el parque Tayrona sin invitarla a usted, ¿cree que hay intereses políticos electorales o intereses particulares que se le podrían atravesar al proceso de licitación abierto, precisamente, para adjudicar el manejo ecoturístico de la zona de 2020 en adelante?

Como entidad pública, Parques Nacionales no le puede entregar directamente a nadie sus operaciones ecoturísticas. Se exige una licitación pública en donde compiten quienes demuestren tener las mejores calidades y la capacidad económica suficiente para poder hacer la inversión requerida y sostener la operación. Piense que el Tayrona es el segundo parque en número de visitantes en Colombia: casi 500 mil turistas el año pasado.

Le hago la pregunta porque Gómez Amín criticó, claramente, la realización de una reunión reciente en Santa Marta para hablar, precisamente, de la explotación ecoturística del Tayrona. ¿Es cierto, entonces, que usted no fue invitada?

Esa reunión se conoció por los trinos y las fotos que subieron a las redes sociales algunas personas. No, nosotros no fuimos invitados.

Conozco los trinos y las fotos, entre otros, subidos a las redes por el expresidente Álvaro Uribe (ver). ¿No le parece raro que usted no hubiera sido convocada para un tema del resorte de su oficina?

Realmente no sabemos cuál fue el tema de la reunión salvo por lo que se informó en los trinos en que se decía que se hablaba de Parques Nacionales. Sí nos extrañó que no nos hubieran citado y, también, que se afirmara que unas comunidades indígenas estaban reclamando participación en los planes de Parques, porque hemos trabajado intensamente con los voceros de los cuatro pueblos de la Sierra Nevada, que son los cabildos gobernadores, y porque siempre hemos mantenido informados a los Mamos. No sabemos quiénes son los indígenas de la reunión a la que usted alude.

¿Por qué cree que no la invitaron ni a nadie de la Dirección de Parques?

No sé. Lo que sí sé es que hemos sostenido muchas reuniones con algunas de las personas que aparecen en las fotos publicadas, tanto para el trabajo del plan de manejo del parque Tayrona como para explicar los pliegos de la licitación.

Y, ¿qué tienen que ver esas personas con el Tayrona? Quiero decir, ¿cuáles son los intereses que ellas estarían defendiendo?

Las personas que están en esas fotos, y que puedo reconocer, son propietarias de algunos predios en el Tayrona. Y hay unos indígenas que, como dije, no son voceros de sus comunidades. Suponemos que actúan a nombre propio, pues los cabildos gobernadores que representan a los cuatro pueblos que habitan el parque, y que vienen trabajando con nosotros, manifestaron no haber autorizado a nadie para asistir a esa reunión.

Pese a sus afirmaciones sobre el trabajo conjunto que Parques Nacionales está haciendo con los indígenas de la Sierra Nevada, según el senador Henríquez, del uribismo, la reunión se hizo porque así lo solicitaron esas comunidades...

Pues lo desconozco. Reitero que nosotros hemos trabajado intensamente y de manera muy positiva con los cuatro cabildos gobernadores de los arhuacos, los koguis, los wiwas y los kankuamos. Ellos han estado enterados y han intervenido en el plan de manejo ambiental del Tayrona y de la Sierra Nevada durante los últimos tres años, lo que nos ha permitido plasmar la visión indígena y el ordenamiento territorial de su territorio ancestral en ese documento de manejo. En la consulta previa de la licitación se estableció, además, que habrá rubros especiales para el trabajo de los indígenas, para apoyar emprendimientos de la población local no indígena y para fortalecer su conservación.

Los propietarios de los predios en el Tayrona que usted reconoce en las fotos, ¿son miembros de las familias Dávila, Abondano y Zúñiga, del departamento del Magdalena?

Repito, solo estoy enterada de lo que se publicó en trinos y fotografías.

Pero puede reconocer a algunas de esas personas. ¿Sabía que quienes se sentaron con el expresidente y con el senador Henríquez pertenecen a las más poderosas familias del Magdalena, económica y políticamente hablando?

No. Con algunas de las personas que asistieron a la reunión hemos interactuado por muchos años, reitero, pero no conozco detalles de sus actividades particulares.

Los predios que pertenecen a los asistentes a la reunión con el expresidente, ¿son aptos para montar negocios de turismo en la zona de reserva del Tayrona?

En el Tayrona hay predios del Estado y predios de particulares. También existen predios en proceso de clarificación de propiedad. Lo interesante es que el ecoturismo está entre las actividades permitidas en los parques. Y en los predios de las personas de las que usted me habla pueden desarrollarse esos negocios siempre y cuando cumplan el marco de la legislación vigente.

Pero las actividades comerciales dentro del parque están limitadas. ¿Cuáles son los límites?

La propiedad privada en Parques Nacionales tiene uso limitado. Una de las actividades permitidas es el ecoturismo, pero, como le digo, debe desarrollarse cumpliendo la ley vigente.

De acuerdo con la denuncia del senador Gómez Amín, que generó dura reacción del expresidente Uribe, este también habría criticado, en un foro del Centro Democrático, “la política restrictiva” de la Dirección de Parques Nacionales. Pero lo curioso es que usted trabaja con el presidente Duque. ¿Sabe si se estarían proponiendo cambios en la política de manejo de parques?

No. He trabajado, desde enero de 2004, en Parques Nacionales con todo el respaldo de los ministros de Ambiente y de la Presidencia de la República, porque este tema ha sido muy importante para todos los gobiernos debido a que adquirimos conciencia de la gran riqueza natural que tiene Colombia. ¡Este país es el más megadiverso del planeta! Y tal vez por eso, en la Constitución del 91, hay normas fundamentales para la conservación de los parques, como aquella que establece que la propiedad tiene una función social y ecológica que prima sobre el interés particular cuando se trata de la protección ambiental, que es de interés público.

Después de la reunión del expresidente y el senador Henríquez con personas con intereses en el Tayrona y sin su presencia queda en duda si sus políticas de protección ambiental van a subsistir o si desde el propio partido de gobierno se pedirá cambiarlas. ¿Qué haría usted si le piden modificarlas?

En realidad no son mis políticas. El Ministerio de Ambiente es cabeza del sector y rector de la política en la materia. Lo que hace Parques Nacionales es cumplir la Constitución y la ley de Colombia para proteger y conservar las áreas protegidas.

Evadió mi pregunta: si siente que la están ignorando y cambiando las reglas del juego ambientales, ¿entendería que la están haciendo a un lado pese a haber sido ratificada en el cargo por el gobierno Duque?

No he sentido sino enorme respaldo, enorme y voluntad del presidente, del ministro y demás instituciones del sector.

Específicamente, ¿cuál licitación se abrió y para adjudicar cuáles negocios en el Tayrona?

Parques Nacionales abrió una licitación para la prestación de los servicios ecoturísticos en los parques Tayrona e Isla de Salamanca. Se trata de prestar atención en 19 cabañas, dos restaurantes en dos playas, así como cobro de taquillas, servicios sanitarios, hamaqueros y zona de camping en predios que son de propiedad del Estado. En cuanto al Salamanca, se requiere atender el recaudo de la entrada, los senderos acuáticos por los manglares, atender visitantes para dormir, servicio que no existe hoy, un restaurante, un centro de visitantes que muestre la evolución histórica del parque y oferta para camping. Esta es una operación muy interesante para el país y para Barranquilla, que está desarrollando la ciudad hacia la oferta del río y del propio parque.

¿Quiénes han prestado esos servicios hasta ahora?

La primera licitación que se adjudicó en el Tayrona fue la de una unión temporal entre Aviatur, la Cámara de Comercio de Santa Marta y un pequeño operador de la ciudad que atendió el parque durante 13 años. Esta adjudicación vence el próximo 5 de diciembre. ¿Cuáles son las condiciones de la licitación y cuáles los compromisos que deben firmar los contratistas?

El contrato tiene claras disposiciones y obligaciones de cumplimiento ambiental: respeto por la capacidad de carga, normas sobre manejo de residuos sólidos y vertimientos, generación de energía, etc. El concesionario debe respetar también la zonificación del parque sobre lugares en que se pueden desarrollar actividades con los visitantes. El contrato es ley para las partes y tenemos una veeduría permanente para supervisar que se cumpla, estrictamente, lo pactado.

¿Quiénes han expresado interés en participar en la actual licitación?

El actual proceso de licitación se inició el 12 de agosto pasado con la publicación de los prepliegos. Se recibieron varias observaciones, se ajustó y se hizo la publicación de los pliegos definitivos el 19 de septiembre, en la plataforma de contratación del Estado, SECOB II. Parques Nacionales ha hecho varias jornadas de explicación del proceso en Santa Marta, Barranquilla, Cartagena y Bogotá. También ruedas de prensa y publicidad en medios virtuales. Hubo muy buena asistencia en todas las reuniones. El plazo para recibir propuestas termina el 30 de noviembre.

Ese proceso licitatorio, ¿ha tenido algún tipo de interferencia como las que suelen presentarse en estos casos, por ejemplo, de políticos locales?

Hasta el momento no hemos sentido ninguna interferencia. Esperamos poder cumplir los plazos estipulados, porque entramos en temporada alta de visitantes, los meses de diciembre y enero. Parques Nacionales está preparado para asumir la operación, pero durante un período corto. La fecha de cierre de propuestas es el 22 de noviembre, y deberíamos adjudicar el 16 de diciembre.

¿Sabe quién es Elvia Mejía y cuál interés podría tener ella en la Dirección de Parques Nacionales? (ver parte superior de la pág. 20).

No sé si tiene un interés especial en Parques. Sí la conozco, porque trabaja con la Gobernación del Magdalena y porque ha participado activamente como representante de la gobernadora (Rosa Cotes) en las reuniones sobre el plan de manejo y la socialización de los pliegos de la licitación de la concesión. Así se presenta ella.

¿Cuánto hace que usted dirige la oficina de Parques Nacionales, con cuáles presidentes de la República ha trabajado y cómo ha hecho para separar sus labores de las diferencias políticas entre los mandatarios?

Comencé a trabajar en Parques Nacionales el 13 de enero del año 2004. He recibido el apoyo de todos los ministros de Ambiente desde entonces e, indirectamente, de todos los presidentes. Mi trabajo es técnico y consiste en lograr la conservación de los parques nacionales del país.

¿Estoy equivocada si recuerdo que el presidente Duque dijo que la política de Parques Nacionales es un orgullo para su Gobierno?

Efectivamente, el presidente Duque le da muchísima importancia a la conservación de los parques y ha impulsado importantes estrategias para su protección. Y el Plan de Desarrollo tiene normas y metas que apoyan la consolidación del sistema de áreas protegidas de Colombia.

Resuma la política ambiental que ha desarrollado su oficina y que ha permitido el sostenimiento o recuperación de los parques naturales del país en los últimos años.

En los 35 parques que tienen resguardos en traslape o territorios colectivos afrocolombianos y raizales hemos trabajado conjuntamente con comunidades indígenas y negras para lograr la conservación en esos parques. También con las comunidades campesinas, con el fin de buscar soluciones al problema de las actividades no permitidas y mejorar la calidad de vida de quienes viven allí. Impulsamos el ecoturismo que está abierto, hoy, en 23 parques. Mejoramos la calidad del servicio mediante los contratos de concesión y ecoturismo comunitario. En 2018 visitaron los parques más de un 1’800.000 personas y cada año va en aumento ese número. Con la empresa privada hemos desarrollado proyectos de protección de especies emblemáticas como el oso de anteojos, los caimanes del Orinoco, tortugas, entre otros, e hicimos alianzas para comprar predios y adelantar proyectos de restauración de áreas deterioradas. También hicimos un gran esfuerzo para declarar las últimas 10 áreas protegidas y para lograr las ampliaciones de parques tan importantes como Malpelo y Chiribiquete.

884566

2019-10-05T21:00:00-05:00

article

2019-10-05T22:05:16-05:00

[email protected]

none

Cecilia Orozco Tascón / Especial para El Espectador

Medio Ambiente

“No fuimos invitados”: Julia Miranda, directora de Parques Nacionales

73

13986

14059