OCDE recomienda la economía verde

El secretario general de la OCDE pidió a los países reorientar las inversiones para lograr un crecimiento verde y menos injusticias sociales.

Flickrlezumbalaberenjena
“Es hora de crear la nueva economía” para la que hay que “imaginar nuevas lógicas, nuevos incentivos, nuevas regulaciones” que “dignifiquen el modelo”, con estas palabras el secretario general de la OCDE, Ángel Gurría dio apertura al foro que reúne cada año a los miembros de este grupo compuesto por 34 estados, cuyo objetivo es coordinar sus políticas económicas y sociales.
 
Según informó la Agencia EFE, Gurría recordó que pese a la recuperación, sigue habiendo en el mundo más de 200 millones de personas desempleadas, 30 millones más que al inicio de la crisis.
 
Y, sobre todo, que las desigualdades han alcanzado niveles sin parangón desde que existen estudios internacionales, de forma que el ingreso medio del 20% de la población más rica representa 20 veces el del 20 % más pobre, cuando hace una generación era una relación de 7-8 veces.
 
Las palabras de Gurría llaman la atención pues este grupo de países está conformado por algunas de las economías más pujantes cuyo modelo de desarrollo hasta ahora refleja lo mejor y lo peor del modelo capitalista. Con el llamado a un giro hacia la economía verde y la justicia social, las palabras de Gurría revelan las nuevas tendencias que se están imponiendo en la economía global. 
 
“Esa desigualdad se ha convertido en un obstáculo para el crecimiento”, advirtió el exministro mexicano quien también se refirió a los retos económicos que implican los desarreglos climáticos causados por el calentamiento global.
 
“Las inversiones no pueden ignorar estos desórdenes medioambientales”, para lo cual hay que establecer “incentivos más inteligentes”, especialmente porque los sectores de la “economía verde” necesitan inversiones de largo plazo.
 
De acuerdo a la agencia EFE, la ministra francesa de Ecología, Ségolène Royal se sumó a este llamado y pidió que el sector privado trabaje de la mano del sector público para lograr estos objetivos. 
 
“Entramos en un mundo nuevo en el que los intereses de las empresas y del sistema financiero convergen con los intereses del planeta”, indicó Royal, antes de puntualizar que eso requiere “reglamentaciones” para garantizar “una justicia climática” que reduzca la exposición a los riesgos climáticos de los más vulnerables.
 
Royal encabeza la delegación de su país que este año preside las negociaciones con vistas al logro de un acuerdo global sobre el cambio climático en la cumbre que se celebrará a finales de año en París.