Ordenan consulta previa para definir si cierran Playa Blanca en Cartagena

El Tribunal del Distrito Judicial de Cartagena tumbó una resolución del Ministerio de Ambiente que imponía un cierre temporal de playa Blanca, en esa ciudad, para que las tortugas carey se reprodujeran sin presencia de intrusos.

La Corporación Autónoma Regional del Canal del Dique (Cardique), Parques Nacionales Naturales de Colombia (PNN), la Alcaldía Distrital de Cartagena de Indias y la Dirección General Marítima (Dimar) deberán diseñar un plan de acción para recuperar ese ecosistema.Wikimedia Commons

El Tribunal del Distrito Judicial de Cartagena confirmó parcialmente la decisión de un tribunal de primera instancia que ordenó suspender el cierre de Playa Blanca, ordenado de forma temporal mediante decreto por el Ministerio de Ambiente, para la adecuada reproducción y puesta de huevo de las tortugas carey, especie en peligro crítico de extinción de acuerdo con la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN).

De acuerdo con la decisión judicial, el Ministerio deberá convocar a una consulta previa con la comunidad de Playa Blanca para decidir si el cierre debe mantenerse o no, pues la decisión afecta directamente a unas 450 personas de comunidades negras que viven en la zona y dependen de las actividades turísticas que allí se adelantan. 

La decisión de cerrar 1,1 kilómetro de Playa Blanco la tomó el ministerio de Ambiente el pasado mayo

Y es que justamente en una de las áreas que el ministerio ordenó cerrar hasta noviembre, cuando termina la reproducción de las tortugas, buena parte de la comunidad raizal de esa zona insular ejerce actividades turísticas que son la base de su sustento. Fueron ellos quienes presentaron una acción de tutela en contra del Ministerio, pues argumentaban que éste violó su derecho constitucional a consulta previa. El Tribunal de Cartagena les dio la razón. 

“El actuar del Ministerio vulnera claramente su derecho de participación, puesto que no se tuvo en cuenta las posiciones y opiniones que tiene la comunidad frente a la protección de todas las especies animales, la flora y fauna que cohabita en el territorio ancestral de la comunidad”, señaló el documento de 16 páginas.

Pero el Tribunal no se quedó allí. Además de emitir esa orden, le hizo un jalón de orejas tanto al Minambiente como a la alcaldía de Cartagena, que conocen la delicada situación de la tortuga carey desde hace más de una década y, aun así, no tomaron acciones para trabajar con las comunidades negras de la zona para su preservación.

En el fallo puede leerse: “(…) encuentra el Tribunal que el actuar del Ministerio de Ambiente, frente al cierre de la playa, se muestra precipitado e intemporal, ya que, extrañamente, conociéndose una problemática relacionada con la especie de la tortuga carey, desde hace cerca de 16 años atrás, apenas hasta ahora de manera intempestiva, y sin consultar o acceder por lo menos previamente al consentimiento previo de la comunidad raizal, resuelve emitir la Resolución de marras ordenando, se repite, el cierre temporal del sector norte de Playa Blanca”.