Periodistas santandereanos muestran la dimensión de la tragedia en Lizama

Un grupo de periodistas santandereanos está siguiendo paso a paso el derrame de petróleo cerca de la quebrada Lizama. Con drones y recorriendo las veredas afectadas intentan captar la verdad del problema.

Un grupo de periodistas santandereanos de la agrupación "Construyendo Región" han fotografiado y filmado la tragedia en la quebrada Lizama y Caño Muerto, Santander. Construyendo Región

No es fácil hacer periodismo local. A veces faltan recursos. Otras veces es peligroso. Pero ante la tragedia ambiental y social provocada por el derrame de petróleo en el corregimiento La Fortuna, en Barrancabermeja, un grupo de periodistas santandereanos están demostrando de qué se trata el oficio.

“Construyendo Región”, es una agencia de publicidad que entre sus tareas se ha propuesto publicar un periódico tabloide. Se trata de un grupo de reporteros liderados por Edgar Osma que tienen en común haber sido víctimas del conflicto en algún momento de sus vidas. Tan pronto se enteraron de lo que estaba ocurriendo en la zona, por mensajes de líderes campesinos, ganaderos y pescadores, decidieron ofrecer la mejor información posible a sus seguidores y a las comunidades locales. 

Desde hace 15 días han recorrido la zona, fotografiado lo que está pasando, le han dado voz a los líderes y campesinos y han capturado con drones y sus cámaras impactantes imágenes que muestran la dura realidad de la zona. "Ecopetrol  ha estado tratando de minimizar lo que ocurrió", es lo que cree Osma después de ver el desarrollo de los hechos en los últimos días. El video captado por los periodistas ayer domingo 25 de marzo a las 5:30 p.m, y que acompaña esta nota, muestra la situación en el lugar de emanación de crudo y lodos en inmediaciones del pozo Lizama 158.

¿Cuál es el enfoque de Construyendo Región?

Trabajar con las comunidades. Hablar de cosas positivas todo el tiempo. Hacer un aporte para tejido social de las comunidades. Hacemos parte de la Fundación Funperpaz, fundación de periodistas todos víctimas del conflicto. Algunos hacen cármara, fotografía. Es nuestra contribución en un lenguaje propositivo para posconflicto.

Pero esta vez les tocó cubrir una tragedia

Nos llamaron los líderes de acción comunal,  de organizaciones de ganaderos, de diferentes juntas. Decidimos meternos y ayudar con el manejo de la información. Esto ayudó a que la noticia se expandiera de manera más rápida y hubo una reacción nacional.

¿Qué encontraron en la primera visita a la zona?

Comenzamos a hacer recorridos. Tenemos un equipo en la zona de seis personas en total. El fin de semana eramos casi 12 personas. Ecopetrol  ha estado tratando de minimizar lo que ocurrió. Pero la verdad es que hay mucha improvisación. Las barreras que ponen se rompen una y otra vez. Esos crudos ya llegaron al río Sogamoso y la mancha pasó hace rato al río Magdalena.

¿Cuál es la dimensión de la tragedia ambiental?

Esto es de una magnitud que no se pensó. Al principo se habló de una mancha de crudo y nunca calculamos que fuera tan grande. De la zona donde empieza a aflorar el petróleo, y no es un punto, son varios puntos, comienza a bajar el petróleo y pasa por escuelas, pasa por lugares donde toman agua los acueductos veredales, de donde sacaban agua para sus frutales los finqueros. Luego llega a la quebrada Lizama que se junta con Caño Muerto. Esto es una zona muy rica. Es una zona ganadera.  Bajito hay 16 mil a 20 mil cabezas de ganado. Es una zona hermosa. Que tiene de todo. Hay zoocriaderos con mas de 120.000 babillas, y esas pieles se venden a México e Italia. Hay grandes granjas de pollos de engorde. Todas estas agroindustrias tomaban aguan de Caño Muerto. Afortudanmente para los campesinos y desafortundamente para Ecopetrol ha llovido. Así ellos tienen agua para riego pero para Ecopetrol provocó la ruptura de las barreras tres o cuatro veces. Considero que Ecopetrol ha sido negligente.

¿Y los pescadores?

Caño Muerto no es donde pescan. Como su nombre lo indica son aguas mansas. Pero ahí es donde desovan y luego los peces salían al río Sogamoso y proporcionaba fuente de trabajo para más de 500 familias. Ese pescado ya está contaminado.

¿Cual es la actitud de Ecopetrol?

La comunidad ha dicho que se demoraron en avisar casi 10 días en Barrancabermeja. El 2 de marzo comenzó el problema y sólo hasta el 12 se hizo la difusión. Dejaron pasar el tiempo. No contaban con las lluvias. Trataron de minimizar la cosa y se les salió de las manos. Han improvisado. El país no estaba preparado para una emergencia de esta dimensión. Ingenieros de otras empresas nos han dicho que Ecopetrol debió solicitar ayuda internacionl desde un comienzo. Todavía nadie sabe qué está pasando.

¿Y cómo está reaccionando la comunidad?

Están organizados. Están conformando comités, mesas de trabajo, para hacer análisis y evaluar los daños que están siendo sometidos para plantear alternativas. La gente esta preoupada porque no hay salidas. El daño es muy grande. No se va a poder mitigar de forma rápida.

 

746631

2018-03-26T15:40:11-05:00

article

2018-03-26T18:48:30-05:00

pablocorreatorres_94

none

PABLO CORREA

Medio Ambiente

Periodistas santandereanos muestran la dimensión de la tragedia en Lizama

74

5574

5648