A pesar de la sequía, en California continúa desperdicio de agua

La crítica situación de sequía en el estado norteamericano, obligó al Gobernador a tomar medidas para reducir el gasto de agua en un 25%.

Archivo EFE

Los californianos apenas ahorraron agua en febrero, según datos oficiales publicados este martes, a pesar de la intensa sequía que atraviesa el estado y que obligó la semana pasada al gobernador a implementar por primera vez en la historia medidas para reducir el consumo un 25%.

Las autoridades lamentaron que los ciudadanos sólo recortaron 2,8% el uso de este preciado bien en el segundo mes del año, contra 8% en el primero, una cifra calificada de "deplorable" ante la situación de emergencia.

"Los resultados de este martes son alarmantes e infunden más apoyo a los llamados del gobernador Jerry Brown de reducir un 25% el uso del agua en las ciudades de todo el estado", manifestó en un comunicado la presidenta de la sociedad estatal de aguas, Felicia Marcus.

"Los californianos deben actuar ya", advirtió. "Estamos viviendo una sequía como nunca se había vivido antes y todos debemos reacciones como nunca hasta ahora".

Las copiosas lluvias que cayeron durante el invierno boreal no lograron llenar los embalses y aliviar la fuerte sequía que comenzó hace cuatro años, que ha afectado principalmente la agricultura.

Como consecuencia, Brown anunció la semana pasada medidas obligatorias para los 38 millones de habitantes del estado, como la prohibición de regar jardines con agua potable sin sistema de riego por goteo o la sustitución de 4,6 km2 de césped por plantas de clima desértico.

Los cementerios, campos de golf, campuses universitarios y otras instalaciones con grandes superficies verdes también deberán rebajar la irrigación.

California también impulsará por otro lado un plan para reembolsar a los ciudadanos que cambien sus electrodomésticos viejos por otros que ahorren agua.

Pero las voces de alarma no han frenado a algunos vecinos de seguir gastando agua como si nada pasara.

Los barrios más opulentos como el angelino Beverly Hills consumen tres veces más que las zonas humildes, según un estudio difundido hace poco por la universidad UCLA.

"Ante la estrecha relación que hay entre ingresos y uso de agua, se tendrían que dar más incentivos a los que más gastan -que son los que tienen mayores rentas- para preservar más", señaló el informe.

Las medidas del Gobernador también prevén que las agencias locales que gestionan el suministro de agua regulen sus precios para alentar a los usuarios a no malgastar.

 

últimas noticias