Shell y BP, entre las afectadas

Petroleras, demandadas por Nueva York

A principios de diciembre de 2017 el Climate Accountability Institute, con sede en Estados Unidos, publicó el primero de varios informes en los que un grupo de científicos intentaba mostrar quiénes han sido los actores que más responsabilidad han tenido en la emisión de gases efecto invernadero.

Bill de Blasio, alcalde de Nueva York. / Office of Public Advocate for the City of New York

En ese documento presentaban las cien compañías que habían emitido el 71 % de esos gases, causantes del calentamiento global. Entre ellas estaban las petroleras ExxonMobil, ConocoPhilips, Chevron, Royal Dutch Shell y BP.

Esas empresas acaban de recibir otras dos malas noticias. El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, decidió demandarlas por ser unas de las principales responsables del cambio climático. “Las compañías de los combustibles fósiles sabían del impacto en el clima y engañaron al público de una manera intencionada para proteger sus beneficios. Deben pagar”, dijo Blasio. Aunque no hay una cifra clara de la compensación, la ciudad ha tenido que asumir las consecuencias económicas de algunos desastres naturales. El huracán Sandy, por ejemplo, le dejó un saldo de US$42 mil millones en el Estado de Nueva York.

Además, el alcalde tomó otra decisión simbólica. Anunció que los fondos de pensiones de la ciudad retirarán US$5 mil millones que estaban invertidos en la industria de combustibles fósiles y que hacen parte de la cartera que asegura las pensiones de maestros, policías, bomberos y personal administrativo de las escuelas. Un plan similar prometió hace unas semanas Andrew Cuomo, gobernador del estado de Nueva York. Washington, en EE.UU., y Berlín, en Alemania, también están analizando la posibilidad de adoptar medidas semejantes.

“Creemos que su futuro financiero debe estar por eso ligado a la sostenibilidad del planeta”, le dijo al diario El País de España Scott Stringer, supervisor de las cuentas públicas de Nueva York.

“Luchamos por nuestra supervivencia y no podemos contar con que otros lo harán por nosotros. Nueva York está defendiendo a las generaciones futuras y a nuestro planeta”, reiteró por su parte Blesio, del partido Demócrata, a la agencia AFP.

La noticia no cayó nada bien en la industria. Chevron denunció que esta era una acción “sin fundamento factual o jurídico que no hará nada para responder a la cuestión seria del cambio climático”. “Eso es con políticas gubernamentales razonables y el cambio cultural (...) y no por los tribunales”, aseguró Shell.