Por la tala y el uso del suelo, los bosques tropicales ahora capturan menos CO2

Noticias destacadas de Medio Ambiente

Tras analizar imágenes satelitales y observar los cambios que ha habido en la vegetación de estos ecosistemas, investigadores observaron que, debido a la deforestación y al cambio en el uso de la tierra, ya no están absorbiendo tanto dióxido de carbono como antes. Una mala noticia para luchar contra el cambio climático.

“Como hemos verificado, con estimaciones con otros datos satelitales, ahora podemos decir con certeza que los bosques boreales contribuyen más a la absorción de dióxido de carbono y los bosques tropicales contribuyen cada vez menos”. (Lea La Convención de Ramsar que busca cuidar los humedales del mundo)

Torbern Tagesson es investigador de geografía física de la Universidad de Lund (Suecia) y con esas palabras, dichas al portal Science Daily, trató de resumir la investigación que acaba de publicar en la revista Nature ecology & evolution. Junto a otros doce autores, trataron de entender el rol que estaban desempeñando los bosques tropicales en la absorción de dióxido de carbono (uno de los principales gases culpables del cambio climático). Lo que encontraron no fueron buenas noticias.

Tras analizar imágenes satelitales tomadas entre 1992 y 2015 y combinarlas con modelos que muestran el comportamiento de la vegetación en esos ecosistemas, Tagesson y sus colegas observaron que, con el paso del tiempo, los bosques tropicales han ido perdiendo su capacidad de capturar el dióxido de carbono (CO2).

¿La razón? Como lo explican en su artículo, el uso que los humanos le están dando a la tierra en esas regiones, sumado a la deforestación galopante, ha hecho que este tipo de bosques, que se encuentran en regiones como el Amazonas o el sudeste asiático, pierdan su capacidad de absorber CO2.

"El cambio climático nos está afectando a todos, y con este estudio hemos aumentado nuestra comprensión del impacto del uso de la tierra en el ciclo global del carbono", aseguró Tagesson al portal Forest News. “Este conocimiento es esencial para que podamos predecir los efectos del cambio climático presente y futuro y, por lo tanto, también es muy relevante para las políticas sobre cambio climático".

En otras palabras, como se lo explicó a Science Daily, sus estimaciones indican que ahora otros tipos de bosques están contribuyendo más a la absorción: los bosques boreales, que son frecuentes en América del Norte, algunas regiones de Europa como Rusia, y Asia.

La trascendencia de este estudio se podría resumir en una cifra: la vegetación absorbe el 30 % de las emisiones de dióxido de carbono producidas por los humanos. Pero solo en Colombia en 2018 fueron taladas 197.159 hectáreas de bosque. Ese año el 70% de la deforestación se concentró, justamente, en la Amazonia.

 

Comparte en redes: