Por primera vez un carro eléctrico viaja desde Bogotá hasta La Guajira y de vuelta

Noticias destacadas de Medio Ambiente

Óscar Pérez, un ingeniero electrónico, realizó el trayecto Bogotá - Guajira - Bogotá junto con su familia y a bordo de un vehículo eléctrico. Esta es quizás la primera prueba voluntaria de la que se tenga registro alguno en el país, y que tuvo como objetivo demostrar la eficacia de esta tecnología.

Óscar Pérez, un ingeniero electrónico, realizó el trayecto Bogotá - Guajira - Bogotá junto con su familia y a bordo de un vehículo eléctrico. Esta es quizás la primera prueba voluntaria y sin apoyo del fabricante, de la que se tenga registro alguno en el país, y que tuvo como objetivo demostrar la eficacia de esta tecnología. 

En el pasado, Óscar ya había realizado, en el mismo vehículo, la ruta Medellín - Bogotá con una sola carga. “En Medellín cargué en el Centro Comercial Oviedo y llegué a Bogotá al punto de carga de La Bolera en El Salitre, con apenas el 3% de batería, fueron 416 kilómetros”. Esto demuestra la gran autonomía de la batería del BYD e5 y su bajo consumo en condiciones reales de uso.

Si bien, el principal inconveniente es la poca infraestructura de puntos de carga en carretera y ciudades, eso no fue impedimento para que Óscar viajara desde Bogotá hasta el Parque Eólico Jepírachi, al norte del Cabo de La Vela, (Guajira) a bordo de su vehículo eléctrico, para lo cual adquirió como apoyo un cargador portátil trifásico.

“La vía que utilizamos fue la Ruta del Sol, pasando por Valledupar, con una distancia superior a 1.100 kilómetros”, comenta Pérez, “mi objetivo era mostrar que era posible viajar en un auto eléctrico con la familia, en Colombia e ilustrar el camino a otros propietarios de vehículos eléctricos para que realicen un recorrido de este tipo”.

“El carro resistió el uso y el abuso en este viaje, con terrenos destapados y en mal estado, dunas de arena y las altas temperaturas”, agrega Óscar para quien su mayor preocupación era donde poder cargar el vehículo. Para saber dónde cargar su vehículo, Pérez consultó la página www.electromaps.com. El diario de su viaje se encuentra en su blog, vatiolibre.com

“Cualquiera con un vehículo eléctrico de buena autonomía y un cargador portátil, puede realizar este recorrido, cargando en esos nuevos puntos que instalé. La idea es que más hoteles y restaurantes se sumen a esta iniciativa de ubicar este tipo de puntos de carga, labor que estoy en la capacidad de realizar con una inversión menor a 200 mil pesos, y así permitir que los viajeros a bordo de estos vehículos lleguen y recarguen”, agrega.

Según él, una conducción regulada que no supere los 90 km/h y colocando al máximo el sistema de regeneración de energía (freno regenerativo), es la clave para extender la autonomía de la batería con un uso regulado del aire acondicionado, utilizándolo solo en zonas cálidas y a una temperatura media.

“Otra forma de reducir el consumo, debido a la resistencia del aire, es conducir detrás de un vehículo grande, un bus o un camión. Obviamente respetando una distancia de frenado adecuada para mantener la seguridad”, puntualiza.

En total recorrió 2.670 kilómetros e hizo cinco paradas en cada trayecto, para recargar la batería de 0 a 100% de capacidad: Terpel La Bascula (Siberia) saliendo por la 80 menos de 2 horas; Terpel Puerto Salgar menos de 2 horas; Hotel El Escorpión San Alberto menos de 5 horas; Ing. Mestre Valledupar menos de 10 horas; Hotel Villa María en Uribia, (La Guajira) menos de 10 horas.

Comparte en redes: