Por primera vez un país europeo prohíbe 5 pesticidas que matan a las abejas

Francia se acaba de convertir en la primera nación en restringir por completo el uso de 5 de los llamados neonicotinoides. Su utilización estaba acabando con las poblaciones de estos insectos polinizadores.

Pixnio

La muerte de grandes poblaciones de abejas alrededor del mundo es un problema que desde hace varios años inquieta a los científicos. La pérdida repentina del 30% de las colonias en Estados Unidos y del 53% en Europa, ha llevado a las autoridades a buscar soluciones que permitan proteger a estos insectos, unos de los principales polinizadores del planeta. (Lea Investigan en Colombia muerte de más de siete millones de abejas)

Este fin de semana Francia se convirtió en el primer país europeo en dar un gran paso para garantizar la supervivencia de estos animales. El sábado anunció la prohibición de cinco pesticidas que podrían estar relacionados con la desaparición de las poblaciones. (Lea Registran familia de osos de anteojos en el sur de Huila)

Se trata de los llamados neonicotinoides. En ese grupo se encuentran la clotianidina, la imidacloprid, el tiametoxam (ya prohibidos por la Unión Europea el pasado diciembre) y el tiacloprid y el acetamiprid. Introducidos en la década del noventa, estos químicos actúan sobre el sistema nervioso central de los insectos y son muy populares entre los cultivadores de remolachas y árboles frutales. En el caso de las abejas, es posible que estén afectando la producción de esperma y sus habilidades de búsqueda.

Sin embargo, no todos están contentos con la decisión. Los agricultores de cereales, por ejemplo, protestaron frente a la medida. Dicen, como lo reporta el diario inglés The Telegraph, que quedaron indefensos ante otros insectos que pueden arruinar sus cosechas.

Pese a ello, la prohibición de estos pesticidas tiene un objetivo esencial: evitar un verdadero colapso. Con la desaparición de las abejas, estarían en riesgo los cultivos y, por ende, posiblemente se avecinaría una crisis de hambre. Sólo la abeja de miel es la encargada de polinizar el 90 % de los cultivos de Norteamérica y otras partes del mundo.