Prevención y adaptación al clima deben ser prioridades de Centroamérica

Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) en Honduras advirtió que Centroamérica es considerada "una de las zonas con mayor vulnerabilidad a nivel mundial".

Archivo AFP

La prevención de desastres naturales y la adaptación a los cambios del clima deben ser prioridades para Centroamérica, alertaron este viernes expertos y el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) en Honduras.

"La prevención, la mitigación de desastres y la mitigación y adaptación al cambio climático son temas prioritarios" para Centroamérica, dijo el presidente ejecutivo del BCIE, Nick Rischbieth.

El ejecutivo del organismo crediticio hizo estas consideraciones durante la firma de un memorándum de entendimiento entre Rischbieth y el secretario del Centro de Coordinación para la Prevención de los Desastres Naturales en América Central (Cepredenac), Roy Barboza.

Como testigo de honor suscribió el director de la estatal Comisión Permanente de Contingencias de Honduras y nuevo presidente pro-témpore del Cepredenac, Lisandro Rosales.

Centroamérica es considerada "una de las zonas con mayor vulnerabilidad a nivel mundial", ya que los desastres afectan la economía, el medioambiente, la biodiversidad, la infraestructura, pero sobre todo "el riesgo" que implican para "la preservación de las vidas humanas", subrayó el ejecutivo del BCIE.

Insistió que, para el organismo regional, la gestión de riesgos ante desastres es "una prioridad", al tiempo que recordó que los más afectados por catástrofes son los más pobres.

Explicó que el acuerdo suscrito entre el BCIE y el Cepredenac permitirá implementar "medidas para reducir la vulnerabilidad y los riesgos" de desastres en los países centroamericanos.

El convenio también incluye realizar acciones orientadas a divulgar e implementar la Política Centroamericana de Gestión Integral de Riesgos de desastres naturales en los países miembros del BCIE.

El presidente del BCIE dijo que espera que la alianza entre el Banco y el Cepredenac contribuya a "la reducción de riesgos de desastres" con el fin de "mejorar la calidad de vida" de los centroamericanos a través del desarrollo sostenible.

Honduras asumió hoy la Presidencia pro-témpore del Cepredenac con el desafío de ser capaz de unir a la región y buscar recursos para enfrentar los efectos del cambio climático para evitar un aumento de su vulnerabilidad a los desastres, dijo a Efe Rosales.

"Con un reto de amenazas múltiples como región, con el reto de poder revertir esas afectaciones que hemos tenido y sobre todo con la amenaza de la sequía en los dos últimos años, poder adaptarnos a esa situaciones y buscar recursos para enfrentar el cambio climático", subrayó el funcionario.

Honduras es considerado como "el primer país en vulnerabilidad", destacó Rosales, quien enfatizó que Centroamérica podrá "revertir las amenazas" si trabaja unida por el bien de los más de 40 millones de habitantes de la región.

Centroamérica está siendo amenazada por "un monstruo de siete cabezas", afirmó el saliente presidente del Cepredenac, Alejandro Maldonado, al entregar el cargo.

Señaló que estas amenazas son de "origen natural, las provocadas por el ser humano, el cambio climático que se vive a nivel mundial, la pobreza, el subdesarrollo, la corrupción, pero tal vez la cabeza más peligrosa es la indiferencia".

Maldonado afirmó que la región "se ha unido y se ha integrado" en los últimos años para tratar de reducir la vulnerabilidad a través de gestión integral de desastres.

La región necesita una "cultura de prevención y de gestión" ante los efectos del cambio climático, señaló el experto, quien aseguró que Centroamérica no puede "luchar sola" contra "este monstruo de siete cabezas", por lo que requiere apoyo de la comunidad internacional y la empresa privada.