Proponen vender parte de las reservas internacionales para financiar proyectos de Bogotá

Antonio Sanguino, precandidato a la Alcaldía de Bogotá, le propuso al Ministro de Hacienda usar la valorización de las reservas internacionales del país para costear los macroproyectos de la ciudad.

Empresa de Renovación Urbana de Bogotá

El concejal Antonio Sanguino propuso este miércoles mediante una carta abierta dirigida al ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas Santamaría, que se podrían financiar los grandes proyectos para Bogotá a través de la venta de parte de las reservas internacionales del país acumuladas en dólares, aprovechando su valorización durante el último año, y cuyo valor puede ascender a los 21 billones de pesos.

‘‘En la actualidad el país tiene reservas internacionales netas por más de 47 mil millones de dólares, las cuales debido a su valorización, que ha fluctuado entre el 28 y el 39 por ciento durante el último año, pueden servir para financiar los proyectos que necesita la ciudad”, aseguró el concejal del Partido Alianza Verde, quien también es, junto a Carlos Vicente de Roux, precandidato a la Alcaldía de Bogotá. Además dice que su propuesta tiene fundamento en lo expresado por algunos expertos en Economía, como Jorge Iván González, quien ha señalado que las reservas se han valorizado en pesos, y que por ejemplo “entre junio y noviembre de 2014 su monto pasó de $90 billones a $111 billones”.

De esta forma, Sanguino propone cofinanciar la construcción de las troncales de transmilenio, los cables aéreos de las localidades de San Cristóbal y Ciudad Bolívar, la reparación de las troncales de la Avenida Caracas y Autonorte y la salvación del SITP, con los 21 billones de pesos provenientes de la valorización de dichas reservas.

En materia ambiental, el precandidato a llegar al Palacio de Liévano manifiesta que ‘‘se debería invertir en las obras para la descontaminación del Río Bogotá, como la ampliación de la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales (PTAR) Salitre, la construcción de la PTAR Canoas y el saneamiento de vertimientos de 41 municipios de la cuenca del Río”.

En cuanto a proyectos comunes para la denominada Región Central, recientemente constituida por los departamentos de Cundinamarca, Boyacá, Meta, Tolima, como los trenes de cercanías, la construcción del Dorado II, las dobles calzadas, y la interconexión eléctrica, Sanguino le propuso a Cárdenas fortalecer la Región Administrativa y de Planificación Especial – RAPE, puesto que según él no fue tenida en cuenta en la formulación del Plan Nacional de Desarrollo.

‘‘El escenario propicio para discutir esta propuesta, es en el marco de la discusión del Plan Nacional de Desarrollo, que actualmente se lleva a cabo en el Congreso de la República”, puntualizó el cabildante.