Puerto Rico presenta protocolo para combatir sequía y cambio climático

La sequía que se registró en Puerto Rico durante algunos meses de 2014 fue el detonante para la preparación del protocolo presentado en la capital puertorriqueña

Archivo EFE

Cinco agencias gubernamentales de Puerto Rico presentaron este viernes el Protocolo para el Manejo de la Sequía en ese país, iniciativa que tiene como objetivo que ese tipo de fenómenos se afronte de manera integral y coordinada en la isla caribeña.

El anuncio fue hecho en el marco del encuentro internacional de dos días que se celebra en San Juan "Sequía y cambio climático en Puerto Rico", organizado por el Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA), la Universidad Metropolitana y el Consejo de Cambio Climático de Puerto Rico.

"La experiencia del año 2014 -cuando la isla sufrió una prolongada ausencia de precipitaciones- nos ofreció la oportunidad para el desarrollo de un protocolo de sequía.", señaló el director de la Agencia Estatal para el Manejo de Emergencias y Administración de Desastres director de (Aemead), Miguel Ríos.

Esa entidad será la encargada de activar el protocolo tan pronto como el Gobierno emite la declaración de emergencia por sequía, fundamentado en la recomendación del DRNA (como establece la Ley de Aguas de Puerto Rico) y con la información de las demás agencias, adelantó Ríos.

"En Puerto Rico se atendían las emergencias por sequía sin tener un protocolo que atendiera de manera integral. El año pasado comenzamos a instrumentarlo y a preparar este protocolo que hoy dejamos como legado para el país", indicó por su parte la titular del DRNA, Carmen Guerrero Pérez.

La directora de la Oficina del Plan de Agua del DRNA, Marianela Torres, dijo que la iniciativa es la respuesta a un problema que sufre Puerto Rico de forma cíclica y que se manifiesta con especial virulencia en la franja sur de la isla.

Dijo que actualmente la falta de agua es un problema en los municipios sureños de Salinas y Guayama, que en los últimos meses han registrados escasas precipitaciones.

La funcionaria subrayó que eso ha provocado una bajada de las reservas en los embalses de la zona y una reducción en el cauce de los ríos, debido a situación que sufre el acuífero de la zona por la escasez de precipitaciones.

Torres destacó que la sequía que se registró en Puerto Rico durante algunos meses de 2014 fue el detonante para la preparación del protocolo presentado en San Juan.

La falta de lluvias en Puerto Rico, que se define como un clima subtropical y por tanto con un régimen de lluvias constante, no es nueva, ya que entre 1994 y 1997 registró uno de sus episodios más críticos de la historia reciente de la isla.

El protocolo presentado este viernes, que identifica el papel detallado que desempeña cada agencia gubernamental, incorpora como asesores al Servicio Nacional de Meteorología (SNM) y el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS, por sus siglas en inglés).

Además, establece procedimientos y responsabilidades para la atención de las emergencias asociadas con ese evento, la investigación, análisis y control de la sequía, así como las fases de educación a la población.