Acoplásticos se opone a iniciativa

“Queremos prohibir los plásticos que no tienen más justificación que la pereza humana”

Juan Carlos Losada, representante a la Cámara del Partido Liberal, explica las fuerzas que se están moviendo a favor y en contra de la prohibición del plástico de un solo uso en Colombia.

Para el 2021 se quieren prohibir objetos de plástico como pitillos, platos y vasos. / Nelson Sierra

Un proyecto de ley que ya pasó su primer debate en la Cámara de Representantes tiene a toda la industria colombiana dividida. A muchos de ellos con los pelos de punta. Se trata de una propuesta para que en Colombia, como en muchos otros países, comience un proceso de prohibición de plásticos. El primer paso sería imponer drásticas restricciones a los plásticos de un solo uso, como cubiertos y pitillos, entre otros. Juan Carlos Losada, autor de la propuesta, habló sobre los retos de la tarea y señala que la industria de plásticos no está abierta a negociar.

¿Cómo surge este proyecto de ley?

He sido un activista por los derechos de la tierra, por la defensa del ambiente, desde hace mucho tiempo. Fundé un movimiento ambiental que se llama Misión Recicla Planeta, con el que sacábamos toneladas de basura de los humedales de Bogotá. Ahí me di cuenta de que el 80 % de la basura es plástica. Desde entonces he estado en contra de la contaminación plástica. El proyecto plantea la prohibición de los plásticos de un solo uso en Colombia: algunos de ellos a partir de 2021 y la totalidad a partir de 2025. Nos hemos dado cuenta de que el reciclaje ya no es la vía. Según ONU Medio Ambiente, solo se recicla el 9 % de los plásticos en el mercado, una cifra absolutamente insuficiente si queremos salvaguardar la vida sobre este planeta. No hay otro camino que cambiar materiales. No podemos seguir usando un material que dura cinco minutos en la mano pero cinco siglos en el planeta.

¿Quiénes lideran esta iniciativa?

El representante Harry González, del Caquetá, del Partido Liberal, y yo, junto al ponente que nos corresponde, que es del partido Opción Ciudadana del Magdalena, Franklin Lozano.

¿Cuáles son las metas que plantean para 2021 y para 2025?

La de 2021 son sobre todo los plásticos de un solo uso que no tienen más justificación que la pereza humana. Como los platos, los vasos, los pitillos y los cubiertos de plástico. Para 2025 quedarían los que representan una problemática mayor, como las bolsas, embalajes y colillas de cigarrillos. Ahí hay un número mayor de plásticos que representan mayor dificultad para industrias en términos de innovación.

¿Cuál es el camino para este debate?

Tuvo su primer debate en la Comisión Quinta de la Cámara de Representantes con votación unánime: 17 a favor, cero en contra. La industria nunca se imaginó que tendría esa contundencia y se despertó. Hay muchas industrias que se resisten al cambio. Ven en esto una gran amenaza. Preferirían no invertir en innovación y seguir lucrándose de esto.

¿De qué industrias estamos hablando?

Acoplásticos, que es la agremiación de productores y distribuidores de plástico en Colombia. Ellos se oponen abiertamente al proyecto. Acoplásticos cree que esto se debe manejar a través de reciclaje. Pero pensamos que no es la solución, porque perpetúa la situación actual. Aquí se necesita la prohibición. Si bien estamos en una mesa de conversación con la Andi, hemos encontrado mucha resistencia porque creen que debe ir vía reciclaje, el mismo discurso de Asoplásticos.

¿Hay análisis serio de cuánto cuesta esa transición para las empresas? ¿Es un problema financiero, técnico o de voluntad?

Ellos han postergado durante décadas justamente su transformación, porque les ha sido enormemente lucrativo. Saben que ese material va a durar en el planeta por siglos y saben perfectamente que es insostenible. Y no han hecho nada, solo hasta que comenzó la presión social. Muchas ahora son más responsables y aplican la economía circular, con responsabilidad extendida del productor. Pero casi nada de eso es suficiente. En los últimos 10 años pusimos más plástico en el mercado que en los 50 años anteriores. La multiplicación de la industria de plástico es exponencial. La industria ha usado de cerco humano a los recicladores para justificar la producción catastrófica de plástico para este planeta, pero es una posición antiética decir que estamos en contra de los recicladores. Ahora, nos podemos poner de acuerdo en algunos temas, como el plástico PET, pero la verdad es que están cerrados a la negociación.

¿El Gobierno los apoya?

Desgraciadamente, el Ministerio de Ambiente hizo un primer concepto negativo repitiendo lo que dice la industria. Por eso acusé al ministro de Ambiente, Ricardo Lozano, de ser un defensor de la industria y no del ambiente, cuando lo fue toda su vida. Creo que está revaluando el concepto y aparentemente, por lo que me cuentan, estarían de acuerdo con la prohibición de algunos plásticos.

¿Qué viene para esta iniciativa?

Con los ponentes queremos traer al segundo debate el mejor texto posible. No tenemos afán de sacarlo de Cámara. Queremos que antes de que pase a Senado tenga algún grado de concertación con las industrias.