Apagón en Venezuela: el país está en riesgo de quedarse un mes sin luz

hace 3 horas

Reaparece oso de anteojos en área protegida de Huila después de 15 años

Gracias a la técnica de fototrampeo, este miércoles se registró a la especie dentro del Parque Serranía de Minas. Autoridades ambientales fotografiaron al ejemplar entre los bosques de la reserva.

Cortesía de la CAM.

Desde hace 15 años, el oso de anteojos había dejado de habitar los bosques del Parque Natural Regional Serranía de Minas. Las actividades antrópicas lo habían hecho desaparecer del área reservada en Huila, vulnerando su ecosistema. Este miércoles, un ejemplar (Tremarctos ornatus) reapareció en la zona geográfica, entre los municipios de La Argentina, Oporapa, El Pital, Tarqui y La Plata, los cuales se encuentran bajo protección estatal. (Lea: Hallan seis nuevas especies de mariposas en expedición por la paz) 

El registro fue captado por la Corporación Autónoma Regional del Alto de Magdalena (CAM), encargada de la reserva huilense para la conservación de especies que allí residen, las cuales poseen algún nivel de amenaza. Entre ellas el oso de anteojos, en estado de vulnerabilidad a causa de sus emigraciones debido a la caza, quemas, tala de árboles y potrerización a lo largo de los Andes Tropicales.

A través de la técnica de fototrampeo, la CAM pudo retratar al único oso de Suramérica, inconfundible por sus manchas blancas o de color crema. Una cámara que detecta el calor consiguió las imágenes y videos del animal, para usos investigativos como evaluar el estado del ecosistema y sus poblaciones.

De acuerdo con Katherine Arenas, Bióloga de la CAM, “esta técnica ha contado con el apoyo comunitario de los pobladores de la zona que mediante a un proceso de educación ambiental protegen estas especies. Así mismo, de esta experiencia hacen parte grupos de investigación como la Fundación San Jorge de Inglaterra de Bogotá, quienes llevan seis meses de investigación para determinar la riqueza biológica de aves y mamíferos en la zona”.

Según la muestra, al parecer se trata de un ejemplar adulto. Esto, en términos de conservación y biodiversidad, significa un logro que da fe de las condiciones bilógicas y ecológicas para que el oso de anteojos y demás especies habiten espacios vigilados, dentro de la zona montañosa de la Serranía de Minas, en el Huila.