Recolectan firmas para que se libere al río Ranchería

Desde la plataforma virtual change.org, cientos de ciudadanos piden a la Corte Suprema de Justicia garantizar el derecho al agua del Pueblo Wayúu.

El río Ranchería es el caudal hídrico más grande de la Guajira.El Espectador

Los promotores del documental El río que se robaron, en el que se narra la lucha de los pueblos indígenas de La Guajira por el acceso al agua del río Ranchería, lanzaron una recolección de firmas a través de internet para pedir a la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia que garantice el derecho al agua del Pueblo Wayúu.

“El río Ranchería es el caudal hídrico más grande de la Guajira, una región desértica donde miles de niños han muerto por hambre, sed, y en general, causas asociadas a la desnutrición”, escribieron en su petición los autores de la convocatoria realizada a través de la plataforma change.org.

Los productores de Indyon.tv, promotores del documental, han señalado que “durante los últimos cinco años han muerto de hambre y sed más de 7.000 niños indígenas de la marginada etnia wayúu y cerca de 37 mil están siendo consumidos por la desnutrición”. 

El conflicto por el río Ranchería se remonta al año 2010 cuando sus aguas fueron represadas por el proyecto bautizado El Cercado. En una de las zonas más áridas de Colombia, la represa del río, sumado al intenso uso de sus aguas en minería, comenzó a afectar a las poblaciones que históricamente se han asentado a lo largo de su cauce.

En diciembre de 2015 la Comisión Interamericana de Derechos Humanos dictó medidas cautelares y ordenó al Estado colombiano proteger la vida de los niños Wayúu garantizando sus derechos al agua, a la alimentación y a la salud.

 

Líderes políticos así como diversos medios de comunicación han denunciando la muerte de niños y madres gestantes por causas asociadas a la desnutrición. Aunque las cifras de la tragedia en La Guajira nunca han sido del todo claras, los promotores de la recolección de firmas aseguran que en lo que va corrido del año el número de víctimas por desnutrición asciende a 45. En un artículo titulado Opacando las cifras del hambre el director de la organización DeJusticia, Cesar Rodríguez, criticó el manejo de información sobre este problema por parte del Instituto Nacional de Salud: "No se trata de exagerar las cifras. Pero tampoco de opacarlas. Un conteo fidedigno es el reconocimiento mínimo que les deben el Estado y la sociedad a los niños y niñas muertos a causa del hambre".

“En julio de 2016 fue presentada al Tribunal de Bogotá una tutela que busca la liberación de las aguas del río Ranchería para que sigan por su caudal natural y la población tenga acceso a este recurso hídrico, teniendo en cuenta que es parte de lo que implica garantizar el derecho al agua –aún no garantizado-; sin embargo, aunque el Tribunal protegió este y otros derechos, no se pronunció expresamente frente al proyecto del río Ranchería y en consecuencia las aguas continúan represadas, inexplicablemente”, explicaron los promotores de la recolección de firmas.  

Esa decisión fue apelada y el recurso tendrá que ser ahora  resuelto por la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia.

Temas relacionados