Elecciones 2018: Colombia elige presidente

hace 4 horas

Reino Unido financiará la descontaminación de los océanos

La primera ministra Theresa May anunció que utilizará los fondos que el país bajo su cargo da en ayudas internacionales con el fin de atacar este “preocupante” problema.

El 90% de esa contaminación oceánica proviene de tan solo 10 ríos del mundoPixabay

Theresa May, la primera ministra de Reino Unido, anunció en la pasada Cumbre “Un Planeta” de las Naciones Unidas que su país dedicaría todos los fondos de ayuda internacional para atacar el problema de la polución por plástico en los países en vías de desarrollo.

La primera ministra señaló en París que su país ha etado “muy peocupado con la simágenes que hemos visto en meses recientes sobre los impactos de la contaminación del plástico en la vida marítima”.

En los últimos meses, la oficina del Medio Amiente ha hecho una fuerte campaña para alertar de la magnitud escalofriante de este problema. Y es que, según diversos estudios, la contaminación por plástico ya alcanza las 8.000 millones de toneladas, de los cuales, 6.300 están en los oceános.

Eso, en magnitudes más claras, es el equivalente a lo que pesa el Empire State Building de Nueva York… multiplicado por 25.000.

La peor parte es que si bien el estudio evalúa la polución desde 1950 −cuando el plástico hizo su brillante aparición en el mercado−, los científicos de la Universidad de California en Santa Bárbara (EE.UU.) descubrieron que el 70% de ese plástico fue producido en los últimos 13 años.

Por otra parte, un estudio realizado por el Centro Helmholtz para la Investigación Ambiental de Leipzig, Alemania, demostró que el 90% de esa contaminación oceánica proviene de tan solo 10 ríos del mundo, buena parte de ellos ubicados en países en vías de desarrollo.

De acuerdo con el medio británico Sky News, el ministro de Medio Ambiente de ese país, Michael Gove, le preguntó al Departamento para el Desarrollo Internacional (DfID, por sus siglas en inglés) que considerara aumentar los $17 millones de dólares que dona anualmente para atacar este problema.

La declaración de May, que se dio en un contexto internacional, parece confirmar esa decisión. “Esta no es una decisión del Ministerio de Ambiente sino también de la Secretaría para el Desarrollo Internacional, para asegurarnos de que la forma como podríamos usar el dinero destinado a las ayudas internacionales es lo que todo el mundo quiere, que es reducir este terrible problema de polución que está afectando la vida marina de forma tan devastadora”, dijo en la Cumbre.